La clave detrás del relanzamiento de “Joker”

Entre 76 y 88 millones de dólares. Ésa es la cifra que arroja el seguimiento que se hace, un par de semanas antes de su estreno, de las expectativas de “Joker” durante su primer fin de semana en taquilla. El monto es solo para su estreno en EE.UU. y el propio estudio, Warner Bros., es mucho más conservador al indicar que sus expectativas oscilan entre los 50 y 55 millones de dólares. Y es que un debut tan alto en taquilla es común para filmes basados en súper héroes o cómics. Pensando en filmes basados en cómics de DC, “Aquaman” debutó con casi 68 millones de dólares, según cifras que reporta Box Office Mojo, mientras que “Wonder Woman” superó los cien. La cuestión está en que en que “Joker” está lejos de ser una película de acción o aventura. Por ese lado hace mucho más sentido compararla con “Logan” (abrió con 88 millones de dólares en EE.UU. y recaudó más de 600; se hizo de una nominación al Oscar por Mejor Guion Adaptado), aunque ésta también tenía fuertes dosis de acción. A “Joker” incluso se le ha comparado con “Taxi Driver”, clásico del cine que ocupa el lugar número 52 en la lista de las 100 Mejores Películas del American Film Institute, entre muchos otros reconocimientos de críticos, festivales, asociaciones y el público. La cuestión está en cómo y por qué “Joker” ha generado estas expectativas que estamos a días de saber si serán cumplidas.

Para empezar, hay que reconocer que entre la galería de personajes de cómics y, en especial entre los de DC Comics, el “Guasón” o “Joker”, siempre ha ocupado un lugar especial. El personaje apareció por primera vez en la primera corrida de “Batman” en los 40’s. Inicialmente estaba destinado a morir, pero sus creadores decidieron darle más “espacio”. Desde entonces, se ha convertido en uno de los villanos más reconocidos, célebres y reinterpretados. En la lista que se mire, siempre aparece en el Top 10; Wired, Complex, College Humor, What Culture y Newsarama lo han colocado en el lugar número uno. El mérito no es poco si se considera que, a diferencia de otros, “Joker” no tiene ningún súper poder o “habilidad especial”, simplemente está “loco” o es “pura maldad”.

En el cine, César Romero, en la década de los 60’s, lo interpretó por primera ocasión. Le seguiría Jack Nicholson en la versión de Tim Burton y ya en este siglo, Heath Ledger, en una actuación que le valdría un Oscar póstumo como Mejor Actor de Reparto y que se convertiría en la primera vez que un personaje surgido del cómico recibirá tal distinción. Hace un par de años, una versión “recargada” llegó a manos de Jared Leto en “Suicide Squad”. Cada una de ellas, de una forma u otra, ha tomado inspiración de las previas. El “Joker” de Joaquin Phoenix no lo hace. Ése es el cambio fundamental que hace la película. Aborda al personaje desde una óptica distinta, de cero, únicamente teniendo como referencia al cómic y con un tratamiento que se acerca al retrato psicológico, a la exploración de un personaje, en un contexto donde los súper héroes no existen o donde si existieran serían bajo un margen de lo que es humanamente posible. Ésa es una diferencia fundamental y como consecuencia ha vuelto la mirada al proyecto, pues se percibe como fresco, nuevo y diferente.

Todd Phillips, director y quien también es co-guionista, ha declarado que se acercaron al personaje pensando en cuál es su destino, descartando, por ejemplo, que, tras caer en un tambo de ácido, un hombre saldría más pálido y con el cabello verde, pero sabiendo que invariablemente perdería la razón en niveles que escapan cualquier lógica. Entonces, si la raíz de su locura no es el ácido, ¿cuál es? ¿qué le sucedió? Ése es el enfoque principal de la película y todo lo demás ha sido sacado de la ecuación. Es como una dieta o un détox, si se quiere un cambio radical hay que quitar todo aquello que puede convertirse en grasa. Eso deja una esencia “nueva” y por completo moldeable para comenzar de nuevo y permite ir a lugares donde nadie más ha ido (ni siquiera “Logan”, pues ésta ya estaba vinculada a un universo de comic, aunque definitivamente también fue innovadora al tratar de forma distinta al súper héroe).

Las expectativas ante “Joker” hacen por completo sentido porque la película no se percibe sólo como fresca, diferente o innovadora, lo es. La mejor prueba de ello es la respuesta que tuvo en el Festival de Venecia, donde se estrenó y fue reconocida como la Mejor Película, por Mejor Director y Mejor Banda Sonora. En el meta sitio Rotten Tomatoes tiene un 76% que la coloca como una buena película. El consenso de los críticos dice que le da al personaje una “historia de origen plausiblemente escalofriante que muestra los talentos de su estrella y una obscura evolución del cine inspirado en comics”. Los posters de “Joker” piden “poner una cara feliz”, colocando el dedo en la llaga de su personaje principal, pero irónicamente mostrando lo que ya está sucediendo con quienes participaron en el proyecto y lo que vislumbra que seguramente será para ellos la última carcajada.

loading...