La carrera publicitaria en el Super Bowl 2014

Internacional.-Son grandes las apuestas publicitarias en el Super Bowl, que durante más de una década se ha convertido en uno de los eventos más lucrativos, en el que las marcas apuestan el todo por el todo. Este año, la oferta y demanda de los espacios está muy movida. Los anuncios se cotizan de acuerdo al tiempo que aparecen en la pantalla y también según en qué momento lo hagan, siendo los del famosísimo medio tiempo los que se cotizan más alto y los que generan más expectativa.

Más notas relacionadas:
Deportes, el verdadero barón de la cerveza
El ranking de los países más fanáticos de los deportes
Messi vs Kobe: éxito viral garantizado

Según un estudio de The Week, el costo promedio de un comercial de 30 segundos es de $3.5 millones de dólares en adelante, pero el costo no parece tan alto acorde a las ganancias que genera. En el 2011, por ejemplo, un comercial de Volkswagen en el que un niño se disfrazaba de Darth Vader, que además se volvió viral, generó $100 millones posteriormente. Para la edición XLVIII del Super Bowl, van algunos datos curiosos por adelantado.

La compañía de cerveza Anheuser-Busch InBev, dueña de marcas como Budweiser, Bud Light y Beck’s Sapphire es la única que tiene tratos con el Super Bowl para promover cerveza durante los partidos. Por lo general se apropian del primer comercial y suelen aprovechar el boom para comercializar nuevas extensiones de la marca.

Las marcas familiares de alimentos suelen estar muy atentos a las ofertas. En el 2014, Nestle dará a conocer su estrategia de marketing para competir con Reese’s en postres de crema de cacahuate. El cereal Cheerios también pagará su tajada de este año (lo ha hecho anteriormente) y la gran novedad es el yoghurt griego Chobani. Por otro lado, la marca Mars todavía no ha decidido si lanzará al ruedo a Snickers o a M&M’s

La industria automotriz también apuesta grande durante el juego. Hyndai Motor America y Chevrolet son algunos de los confirmados. La gran sorpresa la dará Jaguar, con su primer comercial para el Super Bowl, en el que usarán todos sus poderes británicos con villanos icónicos, y será dirigido por Tom Hoopper, director de El discurso del Rey.

Las marcas de joyería cada vez están más deseosas de involucrarse en el negocio de la publicidad durante el fútbol americano. Dado que cada vez más mujeres ven los partidos, es una gran manera de compaginar audiencias y vender anillos de compromiso.