x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Kodak no murió, se transformó

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest

La nostalgia sigue apoderándose de muchos cuando ven el desplome tangible de Kodak. La demolición de sus edificios se ha convertido en un aspecto simbólico del fin de la era fotográfica de una de las compañías más importantes del sigo XX.

Notas relacionadas:
Quentin Tarantino al rescate de un medio en extinción: la película Kodak
Marcas que regresan del más allá: Kodak venderá smartphones Android
Kodak deja a un lado la fabricación de cámaras digitales y videocámaras

Después de la crisis financiera que casi desaparece por completo a la compañía en 2012, se vio obligada a innovarse. En su nueva fase la fotografía quedó atrás para abrir paso a nuevos negocios: la impresión, el embalaje y el gráfico. La participación de emprendedores mexicanos forma parte de la nueva etapa de la empresa en el desarrollo de nuevas tecnologías a partir de las que ya tienen.

México es el segundo mercado más importante, después de Brasil, en Latinoamérica. El 40 por ciento de los periódicos de esta región del continente, imprime sus ejemplares con tecnología de la marca, un segmento importante donde compite con una visión sustentable, pues permite la impresión sin agua, químicos o electricidad.

El vicepresidente de Kodak, Lois Lebegue, afirmó que el negocio del embalaje es de más de 30 mil millones de dólares y crece en un 40 por ciento cada año. Respecto a productos impresos declaró que Internet no le parece una barrera para entrar en el mercado, pues aunque cada vez se venden más e-books, existe una tendencia a la personalización de contenido.

Según cifras de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (CANIEM) en 2013 se produjeron alrededor de 3 mil libros electrónicos en español, es decir, incrementó un 60 por ciento respecto a 2012. Y, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en el mismo año se imprimieron más de 330 millones de libros, de los cuales el sector público fabricó el 57 por ciento.

Kodak decidió rechazar la cámara digital y dio paso a otras empresas al desarrollo tecnológico, como Canon o Sony, lo que reparó en consecuencias graves para la empresa. Ahora apuesta por mantenerse vigente, primero por medio del valor que tiene la marca para posicionarse con el consumidor, y después por el conocimiento y aceptación de sus nuevos productos, como el smartphone que presentaron a principios de año.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados