Renovarse o morir. Esa es la premisa que muchas marcas han adoptado en los últimos tiempos. La renovación demandada no sólo tiene que ver con modificaciones en los modelos de negocio; la imagen de las marcas se ha visto obligada a evolucionar y ahora todo parece indicar que Kia ha decidido dar el paso.

De acuerdo con una patente registrada el pasado 26 de noviembre en el Korean Intellectul Property Office (KIPO), la marca automotriz estaría en vísperas de mostrar una nueva cara al mercado, con un nuevo logo que promete ser más simple que el actual.

Cambio de cara

Este movimiento sería sumamente importante para la firma, si consideramos que últimas que modificó su emblema fue en mayo de 2016 con cambios menores relacionados con el color y la forma de las letras que la representan.

De confirmarse el rebranding, el cambio sería sumamente evidente. La forma ovalada y la tipografía actual se perdería para adoptar un único trazo en un sólo color.

El registro contempla dos colores (rojo y negro), mismos que actualmente son utilizados por la firma en algunas de sus propiedades.

En realidad, este nuevo logotipo ya fue utilizado por la marca en el Inspired by Kia que la marca presentó en la edición pasada del Salón del Automóvil de Ginebra, por lo que las probabilidades de que lo adopte como su nueva imagen son altas.

En este punto, es importante mencionar que la documentación presentada ante la autoridad de registro de propiedad intelectual indica que esta nueva enseña podría ser utilizada en los próximos vehículos híbridos y eléctricos de la marca, por lo que no queda la duda si el logo se limitará a esta gama o se expandirá a todo el portafolio.

La importancia del rebranding

Si bien el logo actual de Kia es ampliamente reconocido en el mercado mundial, lo cierto es que ante la creciente competencia en el mercado renovar la imagen de la marca resulta necesario para mantenerse en la mente, imaginario y bolsillo del consumidor.

Recordemos que desde Marketing Insider Group, indican que un buen cambio de marca puede ayudar a una empresa a conectarse de mejor forma con un mercado objetivo nuevo o modificado, o ayudar a mantener un negocio a la vanguardia de la mente de sus clientes.

A esto se suma el hecho de que cuando una imagen de marca logra ser memorable atrapa la atención de las audiencias un 13 por ciento más que aquellas cuyo fondo sólo es informar, al mismo tiempo que consiguen que los consumidores sean 7 por ciento más propensos a conocer sobre una firma y un 6 por ciento más a pensar que la marca tiene mejores niveles de innovación que su competencia, según estimaciones de Siegel+Gale.

De esta manera, la firma surcoreana intenta mostrar algo más que un nuevo rostro. El cambio bien podría responder a la necesidad de comunicar a sus targets que los planes de la firma a futuro, en donde demostrar el nivel de innovación es becario para diferenciarse de sus competidores.

Los pasos emularían el camino reciente que tras Volkswagen, firma que rediseñó su imagen con la intención de comunicar a sus rivales, clientes y al mercado sus intenciones por capitalizar con mayor fuerza el terreno digital.