Johnson & Johnson se desploma en la bolsa: es investigada por efectos cancerígenos de su talco

Johnson & Johnson
Foto: Bigstock

Este viernes se reveló que el Departamento de Justicia de Estados Unidos investiga a Johnson & Johnson, una de las farmacéuticas más grandes del mundo por presuntamente no informar al público sobre los posibles efectos cancerígenos de uno de sus talco para bebé.

De acuerdo con la información disponible, la indagatoria por motivos legales se da de forma paralela a otra investigación reglamentaria y reclamaciones de miles de consumidoras -más de 14 mil demandas, según la CNBC- que padecen cáncer y señalan al producto de J&J Baby Powder como el causante de su enfermedad.

El reporte, que primero lo dio a conocer Bloomberg, y cita a personas con conocimiento del asunto, tuvo un fuerte impacto en el precio de las acciones de la compañía estadounidense en la bolsa de valores de Nueva York, en donde registran una caída superior al 4 por ciento.

Un largo proceso

Desde 2016 se tiene conocimiento de múltiples demandas en contra de Johnson & Johnson, son diversos casos de mujeres que han emprendido acciones en contra de la compañía que, en algunos casos han concluido con fallo a favor de las personas afectadas, por lo que la firma ha tenido que pagar indemnizaciones.

Entre los casos más recientes, sobresale el reportado por Reuters en diciembre de 2018 pasado en el que señalan que la farmacéutica sabía desde hacía décadas que el producto contenía asbesto, un material de composición similar a la del amianto que, de acuerdo con diversas investigaciones, puede provocar cáncer si se tiene un contacto prolongado.

En 2017, un tribunal de Estados Unidos impuso una multa a J&J de 417 millones de dólares por no advertir del riesgo de cáncer al usar su producto.

Ante el reporte dado a conocer este viernes, Kim Montagnino, portavoz de Johnson & Johnson, señaló en un comunicado citado por varios medios de comunicación, que han “cooperado plenamente con la investigación del Departamento de Justicia y seguiremos haciéndolo”. Sin embargo, desmintió los efectos nocivos del producto: “El polvo para bebés de Johnson no contiene amianto ni causa cáncer, como lo demuestran décadas de evidencia clínica independiente”.

¿J&J repite el impacto en su marca y negocio?

Si bien, desde hace tres años se tienen conocimiento de miles de demandas en contra de la farmacéutica, lo cierto es que hasta el momento ha resistido y, de cierto modo ha sabido manejar a nivel comunicación corporativa la situación.

Así lo indican los números, en 2016, cuando salieron a la luz públicas las primeras demandas, J&J reportó ingresos por 71 mil 890 millones de dólares, y ha mantenido un crecimiento sostenido, el año pasado reportó más de 81 mil 581 millones.

De alguna manera es entendible, el J&J Baby Powder representa una pequeña facción de sus ingresos, como lo señalan diversos especialistas. No obstante, es cortante que la compañía mantenga una comunicación corporativa que le permita mantenerlo en circulación y, en caso de ser necesario ofrecer información clara y frontal al consumidor, al final de todo, sigue siendo una de sus maras más reconocidas y longevas.