Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Joe Biden buscó ayuda de Tesla para la política de automóviles eléctricos

El enlace entre ambas administraciones se dio el mismo día en que el Presidente Biden prestó juramento, a principios del año pasado.
  • Estados Unidos espera que todos los vehículos vendidos para el 2030 sean cero emisiones.

  • Dallas Burkholder fue la figura de la administración de Biden que buscó la ayuda de Tesla con este fin.

  • El Estándar de Combustible Renovable de Estados Unidos es un programa federal administrado por la EPA, que comenzó en 2005.

Son muchos los gobiernos del mundo que han buscado ayuda de grandes empresas tecnológicas y empresarios relevantes de la industria automotriz para solucionar problemas sociales y medioambientales, un ejemplo de ello se reveló recientemente al exponer que la administración del Presidente de Estados Unidos, Joe Biden, buscó la ayuda de Tesla para elaborar políticas que prioricen el uso de automóviles eléctricos, a pesar de la disputa pública entre el mandatario y el director ejecutivo de la compañía, Elon Musk.

Según lo reseñado por medios estadounidenses, el enlace entre ambas administraciones se dio el mismo día en que el Presidente Biden realizó el juramento, a principios del año pasado. Dicha información indica que la figura encargada fue Dallas Burkholder, miembro de la Agencia de Protección Ambiental, quien envió un correo electrónico a Rohan Patel, uno de los principales cabilderos de Tesla.

En el correo enviado por Burkholder, se mencionaba que la administración de Biden quería el aporte de Tesla en relación con un plan para expandir significativamente el alcance de sus subsidios de combustible renovable para vehículos eléctricos en Estados Unidos, lo que desencadenó en una serie de reuniones entre funcionarios de Biden y del magnate sudafricano, así como grupos que representan a productores de biogás y empresas de estaciones de carga como Waste Management, Republic Services y ChargePoint Holdings.

Subsidio de la gasolina

Es importante resaltar que el Estándar de Combustible Renovable de Estados Unidos (RFS), es un programa federal administrado por la EPA, que comenzó en 2005, y requiere que el combustible de transporte vendido en Estados Unidos contenga un volumen mínimo de combustibles renovables. Hasta ahora, ha sido principalmente un subsidio para el etanol a base de maíz.

Ante este programa la meta de Estados Unidos, es muy ambiciosa, ya que espera que todos los vehículos vendidos para el 2030 sean cero emisiones.

Para poder alcanzar esa meta, el año pasado Estados Unidos aprobó un fondo de 7 mil 500 millones de dólares para crear nuevas estaciones de carga para vehículos eléctricos en todo el país.

Continentes como el Europeo y el de Asia, han sido los primeros usar los vehículos eléctricos en el mundo, donde según cifras del estudio l Global EV Outlook realizado por IEA, en el 2021, había aproximadamente 16,5 millones de vehículos de este tipo en uso en todo el mundo. Estados Unidos se quedó atrás en el uso de estos coches al registrar una cuota de vehículos eléctricos puros de sólo el 2,6 por ciento, revela un análisis de PwC Strategy&.

 

Las disputas entre Joe Biden y Elon Musk

Ambos personajes han tenido fuertes disputas públicas, la más reciente fue a principios del mes de junio cuando el Presidente norteamericano se dirigió con ironía al CEO de SpaceX, insinuando que la economía estadounidense estaba a punto de entrar en recesión, lo que impediría su viaje espacial. “Mucha suerte en su viaje a la luna”, le respondió Joe Biden con ironía al ser consultado en una entrevista.

Musk ha generado polémica en redes sociales y en esa ocasión no se quedó atrás: respondió en su cuenta de Twitter con un enlace a un comunicado de prensa de la NASA de 2021 sobre SpaceX ganó un contrato de 2.89 mil millones de dólares para enviar a los próximos astronautas estadounidenses a la luna.

En la lista de desplantes que la administración de Biden ha generado con el también considerado hombre más rico del mundo, estaca cuando la Casa Blanca se negó a invitar a Musk a una cumbre de líderes empresariales que incluía a los jefes de los rivales de Tesla, como Ford y General Motors.

“Compañías como GM y Ford están construyendo más vehículos eléctricos aquí en casa que nunca”, dijo Biden en esa oportunidad.

Cuando los medios estadounidenses le preguntaron por qué no se incluyó a Tesla en ese evento, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, señaló que las tres empresas presentes eran “los tres empleadores más grandes de United Auto Workers”.

Recordemos que la administración Biden ha sido una gran promotora de los vehículos eléctricos, donde el año pasado, el presidente promulgó una ley de infraestructura bipartidista que incluía 7 mil 500 millones de dólares para nuevas estaciones de carga eléctrica.

Industria en la que Tesla posee una parte significativa del mercado actual de vehículos eléctricos de Estados Unidos, donde la compañía entregó un récord de 936,172 autos eléctricos en el año fiscal 2021, un aumento del 87 por ciento en comparación con el año anterior, según datos del reporte de bolsa compartido por Tesla.

 

 

Ahora lee:

Elon Musk comete error infantil en el despido de 500 empleados de Tesla: ¿qué hizo mal? 

“Problemas que quisiera tener”; la extraña experiencia de lavar un Tesla

México entre la opción de Elon Musk para abrir nueva fábrica de Tesla

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados