JBS vende sus activos en Argentina, Paraguay y Uruguay a rival Minerva

Es la noticia económica del Cono Sur este martes: la brasileña JBS, la mayor procesadora de carne del mundo, acordó la venta de sus unidades en Argentina, Paraguay y Uruguay a su rival Minerva Foods.

Advertisement

El acuerdo de venta es por 300 millones de dólares, según indica un documento enviado por la compañía al regulador en Brasil. Según JBS, utilizará los ingresos por la operación para reducir su deuda.

La operación no es directa, sino a través de cada una de las subsidiaras en cada país. Así, la subsidiaria JBS Haldels GmbH le vende a Pul Argentina (empresa conformada hace menos de un año por Horacio Beccar Varela, en Argentina), Frigomec (Paraguay) y Pulsa (Uruguay), todas empresas que están –a su vez– controladas por Minerva Foods.

La imagen de JBS no es buena. Cabe recordar que la compañía recientemente firmó un acuerdo “de clemencia” con la Fiscalía Federal de Brasil, luego del escándalo de la “Carne Débil” (Fraca). La Policía descubrió, entre otras irregularidades, que JBS adulteraba y “maquillaba” carne bovina y de pollo en mal estado, tanto para ser vendida en el mercado interno, como para exportarla.

El tema no fue algo menor especialmente por el volumen de carne que involucraba: Brasil es uno de los principales exportadores de estos productos en el mundo (top 3), y anualmente vende US$ 5.500 millones de carne de res y US$ 6.500 millones en pollo. De hecho, las carnes representan el 7,2% de las exportaciones de Brasil (2016).

Para lograr la aprobación oficial, las empresas habían creado una red de pagos de sobornos que involucraban, según la Policía, a funcionarios dentro del Ministerio de Agricultura.