Irgo, el perro que United mandó a Japón regresó a su hogar

El perro fue trasladado desde Narita, Japón, a Wichita, en un jet corporativo de United. El vuelo duró más de 11 horas.

United
Foto: CNN/Cortesía

Luego de un par de días y 17 mil kilómetros, Irgo, el perro que la aerolínea United envió por error a Japón, finalmente llegó su hogar en Kansas.

“Inmediatamente saltó y estaba llorando”, dijo Kara Swindle a la cadena de televisión KSNW en el momento en que se reunieron.

El sufrimiento empezó el martes cuando Kara Swindle llegó a recoger a Irgo en un establecimiento para cargamento de United Airlines, ubicado en la ciudad de Kansas. Pero el perro no aparecía por ninguna parte. En su lugar, encontró un gran danés que se suponía debía ir camino a Japón. Los dos animales estuvieron en Denver, donde debían tomar vuelos de conexión.

El pánico empezó a crecer rápidamente por el destino de Irgo, al que los Swindle adoptaron cuando tenía cuatro años.

“Ellos no tenían ni idea de dónde estaba el perro”, aseguró Swindle. “Inmediatamente, rompí en llanto porque todo esto ha sido una tormenta. Ellos no supieron (el lugar en el que se encontraba Irgo) hasta las 2:30 de la mañana de este miércoles, cuando el avión aterrizó en Japón”, relató.

La preocupación se hizo más grande, ya que era la primera vez que el perro volaba en un avión, además de que sufre una infección en el oído y no había recibido sus medicamentos en tres días.

Sin embargo, Irgo fue evaluado en Japón y estuvo en condiciones para volar. United Airlines emitió una disculpa por el incidente y está investigando lo que pasó.

“Durante las conexiones en Denver, se produjo un error con dos mascotas que fueron enviadas a los destinos equivocados. Hemos notificado a nuestros clientes que sus mascotas llegaron a salvo y haremos los arreglos para devolverles a sus mascotas lo más pronto posible. Nos disculpamos por este error y estamos consultando con la perrera donde pasaron la noche para entender lo qué sucedió”, declaró la aerolínea.

Irgo fue trasladado desde Narita, Japón, a Wichita, en un jet corporativo de United. El vuelo duró más de 11 horas.

El lunes, un bulldog francés murió durante un vuelo de la compañía que iba de Houston a Nueva York, después de que una azafata le pidiera a la dueña ubicar al perro en un compartimento superior. Frente a este caso, United señaló que está indagando por la muerte del animal para “evitar que esto vuelva a ocurrir”.

En cuanto a la confusión entre Kansas y Japón, Swindle cree que United podría tener imágenes del error y señaló que no sabe cómo se produjo.

“Espero que a partir de ahora cuiden mejor a los animales. En cierto modo, los tratan como si fueran equipaje. Espero que puedan crear alguna política para que esto nunca vuelva a ocurrir. Tal vez poner una imagen del animal en la parte exterior de la jaula (en lugar de solo papeleo, que está pegado en el exterior de cada contenedor). No quiero que nadie tenga que pasar por esto otra vez”, añadió Swindle.

La aerolínea tiene la tasa más alta de incidentes que involucran la pérdida de animales, lesiones o muerte durante el transporte aéreo, con 2,24 por cada 10 mil animales transportados, según el Departamento de Transporte de Estados Unidos.