Cuando viajamos en avión realizamos compras de último momento, con el tiempo reducido y necesidades específicas.

Bajo ese esquema es que se ha pensado la experiencia de compra dentro de los aeropuertos, en donde las marcas han tenido que adaptar sus puntos de venta para lograr aprovechar el foot print que acude a estos espacios.

Cifras proyectadas por Statista colocan a las regiones Asia-Pacífico, Europa y América, como aquellas en las que más ventas se generan en travel retail y la cifra no hace sino animarnos a entender por qué Global Data estima ventas dentro de este segmento por más de cinco mil millones de dólares a nivel mundial para este 2018, en un estimado que crece hasta los siete mil mdd en 2022.

César Medina, director de marketing en Miniso.

“No es que el modelo de negocio esté hecho para estas tiendas tan pequeñas, que están pensadas en el usuario viajero (…) es un nicho de mercado abandonado, donde el pasajero debe de encontrar lo necesario para su viaje con calidad, diseño y buen costo”, explica César Medina, director de marketing en Miniso.

EXHIBIR TU MARCA

El gran tráfico de consumidores que registran los aeropuertos es demostrado con los tres millones 900 mil pasajeros internacionales que transitaron en México, según cifras de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes durante julio de 2018.

Con este número las marcas han encontrado una oportunidad única en el travel retail, de exhibirse y aprovechar los puntos de venta, para estar en la mirada de los consumidores en un inversión única, pues se trata de espacios con un alto costo de renta.

Metros Cúbicos estimó en 2014 que el precio de un local de 40 metros cuadrados en la zona Triple A del AICM, que es la de mayor plusvalía, tenía un costo de 250 dólares, lo que hace a los mercadólogos preguntarse hacia donde debe de ir la apuesta en estos espacios dentro de un Aeropuerto: ¿concretar ventas o exhibir a tu marca?

“La importancia de que tiendas como Scappino tengan presencia en los aeropuertos es que nos enfocamos en un segmento muy particular. En muchas ocasiones, los usuarios de aeropuertos sólo vienen de paso por el país y la oportunidad que genera tener nuestros productos en estos lugares es que la gente nos conoce y podemos captar a nuevos compradores”, explica Pascual Orestano, subdirector comercial de la marca de ropa.

EL FUTURO DEL TRAVEL RETAIL

Los principales segmentos de venta en las tiendas de aeropuertos, según proyecciones de Allied Market Research, son el de maquillaje, moda, vinos y bebidas espirituosas, que han logrado ser los preferidos ante un mayor número de consumidores, que han hecho a los viajes parte de sus estilos de vida, lo que fortalece la idea de realizar compras dentro los aeropuertos, convirtiendo a estos productos en sus categorías favoritas.

Estimados de Nigel Dolby Consoulting hechos en 2016 advirtieron que el tiempo promedio que un pasajero pasa en un aeropuerto es de 133 minutos, 29 minutos de ellos los dedica a compras y con ello no cabe duda que el reto está en generar en el menor tiempo posible la mayor atención por parte del consumidor, en puntos de venta cuyo diseño carece de puertas, se encuentran libres al tránsito y apuestan por la experiencia de usuario, tal como lo advierten las marcas con experiencia en este segmento, al hablar del futuro que espera a estos espacios.

“Otras tendencias que veremos para 2019 es el uso de la tecnología y la digitalización de la experiencia de venta al por menor y más geolocalización utilizada para los clientes específicos, presentándoles ofertas especiales en el aeropuerto antes de que lleguen”, asegura Gary Leong, Global Travel Retail Director en Foreo, un firma que domina en el segmento duty free dentro del travel retail.