Internet versus la cultura de la escasez

Me encanta rodearme de gente más inteligente que yo, de gente que te incomode al punto de transformarte en lo que es lo más difícil de evolucionar, la mente. En esta ocasión aprendí sobre la arraigada cultura de la escasez que tenemos en México por lo que te comparto los siguientes puntos:

El paradigma de la escasez

Un paradigma es una idea que creemos aunque no nos consta. Yo pensaba no tener la cultura de la escasez en mente, sin embargo tuve que reconocer que la tengo y creo que muchos de nosotros también. La principal raíz de este mal es creer “hay poco de algo”, cuando creemos esto no solo estamos incapacitados ser optimistas, creemos que hay pocas oportunidades y le apostamos al suerte. La vacuna para esto es creer que “de todo hay mucho” y que existen más oportunidades  de las que podemos aprovechar. Un buen ejemplo es cuando la gente tiene conocimiento que no quiere compartir ya que padecen la cultura de escasez creen que el conocimiento es fino y si lo comparten simplemente se les acaba. 

Ve a las crisis como oportunidad

Es sorprendente lo fácil que es detonar que la gente reaccione a partir miedo. En una ocasión conocí a una celebridad política de Estados Unidos que muy seguro de si mismo hablaba de la importancia de aprender en la crisis y le pregunte en público “¿Qué pueden aprender los americanos de los latinos respecto a la crisis?” y la conclusión fue que a los Latinos y creo yo sin excluir los mexicanos ya no nos espantan la crisis económica, de hecho todos hemos nacido dentro de una. Internet y todos los negocios sistémicos que existen durante la  crisis simplemente crecen, por lo que te invito a no contagiar a la gente con este tema de “crisis”  y simplemente ver oportunidades, esto no significa que será fácil pero siempre hay oportunidades donde otro solo ven problemas. 

El valor del dinero radica en su movimiento no en su pertenencia

Mucho he compartido mi frase de que “el valor del conocimiento radica en su aplicación” y como el conocimiento se convierte nuestro cuando lo sintetizamos y lo compartimos. Con el dinero pasa algo similar. En la cultura de la escasez ser “rico” es tener muchos bienes cuando en realidad puedes tener muchos bienes y ser pobre. En la era de Internet el valor del dinero no radica en su pertenencia sino en su movimiento constante. Por lo que te invito a desechar la idea de “acumular valor”  y pensar en como provocar que tu valor este activo para incrementar tus oportunidades. En la cultura de la escasez la gente primero compra su casa, en la cultura de la abundancia primero inviertes en un negocio. 

El valor esta en los activos

¿Cuánto valor estático tienes en tu casa que podrías poner en movimiento? Estoy sorprendido de aprender cuanta gente acude al modelo de empeñar para detonar negocio y logran recuperar su prenda ya con un negocio nuevo en las manos. El mejor ejemplo es la cultura de hipoteca en Estados Unidos, muchos gringos hipotecan para hacerse de flujo y crecer, la mayoría de los mexicanos compran casa y su gran inversión se queda estática. 

Ahorrar versus invertir

En la cultura de la escasez no queda otra que ahorrar ya que partimos de la idea de que en el futuro no hay más oportunidades, cuando en la cultura de la abundancia de la era Internet lo mejor que podemos es invertir. Esta demostrado que la gente con mayor éxito económico no ahorran sino invierten y no todo en un mismo proyecto. Tu dinero debe de trabajar por ti no tu por el dinero.

El que abarca mucho poco aprieta, la mentira

He escuchado esta frase tanto y puedo concluir que el problema no esta en abarcar mucho sino en no tener prioridades. Si esta frase fuera verdad no existirían la cantidad de millonarios que hay en el mundo. La realidad es que podemos abarcar mucho y apretar mucho siempre y cuando tengamos nuestras prioridades claras. Escuche hace poco que esta frase es de gente con miedo fracasada que solo le apuesta a un negocio o a una idea para crecer, generalmente no crecen. 

Publicidad es inversión no gasto 

¿Cuántos anunciantes conocemos con esta postura? La publicidad debe ser rentable de eso no cabe duda. Pero si para un empresario es gasto ya empezamos mal. Un buen síntoma de este tipo de clientes son para los cuales el precio es lo más importante aun a costa de calidad. Estoy seguro que fácilmente puedes pensar en uno. Un anunciante que tiene la cultura de la escasez en mente no puede generar una dinámica de ganar – ganar. Una agencia o un medio con esta mentalidad buscará atorar al cliente con su dinero lo antes posible porque “en el futuro no hay”. Podemos destruir esta cultura haciendo del marketing y la publicidad mas científico vía Internet. 

Limpia tu disco duro

Si tienes la cultura de la escasez por dentro, es momento de que te puedas replantear tu estructura de pensamiento y empezar a captar la infinidad de oportunidades que nos da nuestro gran país. No desperdicies energía en la típica nostalgia de “antes había”, el hoy es suficientemente bueno y el futuro sin duda inspirador.