Intentó defender a Google con una carta, lo despidieron y ahora demanda a la compañía

En un documento titulado “Google Ideological Echo Chamber”, el empleado de Google, James Damore, redactó que el sexismo no tiene por qué ser relacionado con las brechas de género. Su carta refiere que la diferencia entre mujeres y hombres al interior de las compañías tecnológicas no es por discriminación sino por una diferencia biológica.

Y es que según diversos reportes de medios estadounidenses, el Departamento del Trabajo (DOL por sus siglas en inglés) realizó en abril de este año una investigación, tras la cual, determinó que encontró evidencia suficiente para concluir que la tecnológica de California políticas de “disparidades de compensación sistémicas”.

De acuerdo con la directora regional del DOL, Janette Wipper, las pruebas son convincentes de que existe una “disparidades de compensación sistémicas” y, que a su vez, viola las leyes federales de empleo.

Después de esto, Damore presentó “pruebas científicas” de su teoría sobre la brecha salarial, pero en Google no la aceptaron positivamente. Ante ella, tanto empleados de la misma compañía, como usuarios en redes sociales, protestaron ante la idea de justificar la brecha salarial entre hombres y mujeres.

Ahora, Damore declaró al portal Reuters que fue despedido de Google por “perpetuar estereotipos de género”, alegando que tiene un “sesgo izquierdista” hostil a puntos de vista conservadores.

Así, presentó una querella ante la National Labor Relations Board que podría derivar en un acuerdo mutuo.

En tanto, el fundador de la organización secreta WikiLeaks, Julian Assange, le ofreció empleo en sus redes sociales, repudiando la censura.

 

Así, el empleado entró en polémica y esto derivó en un despido que las autoridades competentes definirán si es justificado o no.