Inteligencia Artificial en marketing: ¿oportunidad o amenaza?

La Inteligencia Artificial es un tema que inspira a entusiastas de la tecnología de todo el mundo. La idea de que una computadora puede, con el tiempo, ser más inteligente que una persona, hoy es fascinante.

El ordenador “cerebro” puede seguir aprendiendo 24 horas al día, sin limitaciones físicas, ni dilemas emocionales. Ni siquiera tiene que comer. Y puede “vivir” – y así aprender – mucho más tiempo que un ser humano con su vida finita. Por lo tanto, es inevitable que las computadoras lleguen a ser más inteligentes que nosotros. Al ritmo actual de desarrollo, los científicos estiman que entre 2070 y 2075 la IA alcanzará el 90 por ciento de la Inteligencia Humana (HLMI – Human Level Machine Inteligence; Inteligencia de la Máquina a Nivel Humano)

Esto significa que la mayoría de las tareas realizadas hoy por los seres humanos, en sólo unas pocas décadas pueden ser hechas por las computadoras en el nivel humano… incluso mejor: Según datos del Foro Económico Mundial, más de un billón de empleos se pueden automatizar con la tecnología que tenemos hoy día. Con cada año que pase, este número crecerá, y la automatización de muchas áreas de nuestras vidas es una tendencia irreversible. Y esto, obviamente, crea tanto oportunidades como amenazas para todos nosotros.

Sin embargo, intentemos ver el lado positivo de esta situación. Antes de que las computadoras sean más inteligentes que nosotros y comiencen a representar una amenaza para la sociedad humana, la inteligencia artificial será una forma increíble de facilitar nuestro trabajo. Lo que el hombre tardaría horas en hacer o calcular, la computadora puede hacerlo en menos de un minuto. Por último, puede resultar que usando la IA un hombre será capaz de centrarse en una parte más agradable de sus responsabilidades, y su computadora hará el trabajo pesado.

¿Cómo puede la inteligencia artificial beneficiar al marketing? Según la investigación de Salesforce, los líderes de la industria esperan que en los próximos años la Inteligencia Artificial sea particularmente útil en dos áreas: productividad del trabajo y personalización avanzada.

En su opinión, la IA puede utilizarse para mejorar el trabajo de los mercadólogos, la analítica avanzada de campañas, la gestión de los medios de comunicación y las evaluaciones de los leads. Naturalmente, una computadora de este tipo también podría extraer conclusiones matemática y estadísticamente significativas, basadas en muchas bases de datos conectadas todas en un sólo organismo. Así que en un abrir y cerrar de ojos podríamos sacar del sistema sugerencias y recomendaciones importantes para nuestro negocio.

La Inteligencia Artificial también podría conducir la llamada “hiperpersonalización”, es decir, ajustar la oferta y promoción de nuestra empresa a un solo usuario concreto. Dichos contenidos hiper-personalizados, tales como recomendaciones o descuentos para productos específicos, también podrían auto-optimizarse sobre la base del comportamiento del usuario en la página contra clientes similares. Entonces, finalmente podríamos llegar a un sistema casi perfecto, que además se mejoraría constantemente a sí mismo.

Todo esto, por supuesto, ocurriría automáticamente y sin la participación directa del hombre, y estaría libre de elecciones emocionales o irracionales. El algoritmo está libre de sentimientos humanos. De manera que caminando hacia un mundo en el que el trabajo más duro será realizado por las computadoras equipadas con inteligencia humana. Pero antes de que eso ocurra, seguramente tendremos que trabajar muchos años en el mejoramiento de esta tecnología, porque todavía sigue siendo muy defectuosa …

Como un ejemplo nos puede servir una inteligencia artificial llamada Tay creada por Microsoft, la que Microsoft conectó a Twitter y le dejó que  través de las conversaciones cotidianas con la gente adquiriera el conocimiento sobre el mundo. Microsoft lanzó Tay el miércoles, 23 de marzo 2016. El jueves al día siguiente Tay alegó que…

…México pagará por El Muro…

… o que “Hitler haría mejor trabajo que el mono que tenemos ahora”. Este “mono” es, por supuesto, el presidente Obama. Después de unos días, Microsoft decidió apagar Tay. ¿Qué pasaría si fuera 2080 y Tay decidiera a utilizar su inteligencia extraordinaria para tomar el control de sus creadores?

¡Bonito jueves! 🙂