CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

INPI pide no comprar esta marca por plagiar diseños mexicanos: Así lo dijo desde redes sociales 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
El Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI) criticó el supuesto plagio de una serie de diseños textiles del municipio Mixe, Santa María Tlahuitoltepec, del estado de Oaxaca.

En más de una ocasión ha quedado demostrado que la línea entre inspiración y plagio es muy delgada y ahora, esa es la polémica que se libra alrededor de ciertos diseños mexicanos.

Y es que ahora el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI) criticó el supuesto plagio de una serie de diseños textiles del municipio Mixe, Santa María Tlahuitoltepec, del estado de Oaxaca, por parte de una marca de moda estadounidense.

Lo sucedido 

Desde sus redes sociales, el INPI publicó un comunicado en el que aseguró: “El INPI reprueba el plagio de los diseños textiles, expresiones artísticas y culturales de los pueblos indígenas, pues forman parte de su propiedad intelectual y su uso indebido o sin autorización constituye una violación a sus derechos colectivos”.

El asunto tiene historia desde mayo pasado cuando la empresa de moda Anthropologie fue acusada de haber plagiado diseños textiles de la blusa Xaam nïxuy de la comunidad de Santa María Tlahuitoltepec para plasmarlos en unos pantalones cortos deportivos, que se vendían en la página web de la firma por mil 693 pesos en tres colores distintos.

Ante esto, las autoridades de la comunidad oaxaqueña realizaron una den cita sobre el caso, exigiendo la suspensión inmediata de la venta e dicho producto al tiempo que invitaron a los consumidores a no comprar las prendas.

Lo que está en juego

En este punto, es importante mencionar que la pelea por el uso de estos diseños gráficos va más allá de simplemente la utilización de los elementos gráficos.

La blusa Xaam nïxuy es parte de la indumentaria tradicional de la mujer ayuujk y es producto intelectual del pueblo Mixe. En ella está representada su cultura y cosmovisión iconográfica.

n este sentido, llama la atención el Artículo 31 de la Declaración de las Naciones Unidas Sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas el cual dicta  que “es un derecho de las comunidades mantener, controlar, proteger y desarrollar su patrimonio cultural” así como amyner la propiedad intelectual de los mismos.

Esta no es la primera vez que una marca de moda se ve involucrada en acusaciones de plagio con diseños mexicanos.

En meses pasados, Zara fue acusada nada menos que por el gobierno de México de vender ropa oaxaqueña, solo que con diseños robados, en algo que se conoce como apropiación cultural.

La Secretaría de Cultura Federal, en aquel momento, emitido una ficha de denuncia en que Artesanías Yo’o lta acusa a Zara de masificar con su vestido Midi, una prenda representante de la cultura Mixteca.

La confección de prendas en diversas regiones de México corresponde a propiedad intelectual celosamente resguardada por toda clase de comunidades, debido al peso que tienen diseños o telas, cuyo réplica y explotación sin pagar por ello se ha convertido en una de las peores plagas en la actualidad.

De esta manera, queda claro que la línea entre inspiración y plagio parece ser cada vez más delgada y mantenerse al margen es vital para evitar pérdidas y golpes duro la reputación de cualquier marca.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Artículos Premium

Artículos Premium

Más de Merca2.0

Artículos relacionados