Innovación: GM se asocia con Michelin para vender un neumático sin aire

A los neumáticos actuales les queda poca vida si el desarrollo de Michelin, ahora con el apoyo de GM, logra masificarse. Aseguran que será más barato y más seguro.

Imagen: Michelin + GM.
  • La innovación es parte de la industria del automóvil.

  • Michelin se asoció con GM para terminar de desarrollar un proyecto revolucionario: llantas airless.

  • Podrían entrar en producción para el mercado masivo en 2024.

General Motors (GM) y el fabricante de neumáticos Michelin se asociaron para desarrollar con mayor impulso un prototipo de un nuevo tipo de neumático diseñado para reemplazar los convencionales inflados con aire.

Las llantas airless serían la mayor innovación en un sistema que ya tiene más de 100 años.

En una conferencia en Montreal, Canadá, ambas compañías hicieron una presentación conjunta de lo que, prometen, revolucionará la industria a la par de los cambios en los impulsores de los carros.

Michelin trabaja en este concepto, llamado “tweel”, desde hace varios años, pero para terminar de desarrollarlo y fabricarlo en masa necesitaba de un socio. Para eso está ahora GM.

Según explicaron este miércoles, llegará al mercado masivo bajo la marca Uptis.

“La alianza nos lleva a un siguiente nivel de desarrollo”, dijo Steve Kiefer, jefe de compras globales de GM, y agregó que la idea es venderlo de forma masiva en 2024.

La presentación de la alianza se hizo en Montreal.

En carrera

Michelin no es la única marca que avanza en este sentido, Bridgestone-Firestone también está trabajando con neumáticos sin aire.

El neumático Uptis tiene una forma similar a una llanta convencional y está compuesto por tres elementos individuales.

En primer lugar, una capa exterior hecha de una mezcla de caucho y elementos sintéticos. Tiene un “dibujo” en la banda que tiene contacto con el piso muy parecido al actual.

La mayor diferencia está en las paredes laterales, que están formadas por radios de alta resistencia que se acoplan a un centro de aluminio. Este, a su vez, se monta en el eje del automóvil, igual que un neumático convencional.

El nuevo desarrollo, claro está, no se desinfla (porque no tiene aire). Tampoco puede explotar, algo que para GM y Michelin será un aporte a la seguridad en las carreteras.

Según Kiefer, los datos de la industria muestran que aproximadamente 1 de cada 5 neumáticos sufre una pérdida de presión de aire en algún momento de cada año y que una presión inadecuada es causa de choques y accidentes.

Para los desarrolladores, el nuevo diseño será tan eficiente en materia de ahorro de combustible como un neumático convencional y será menos costoso porque tendrá  una vida útil más larga.

Michelin ya ha hecho pruebas en vehículos reales y GM lo está utilizando en una flota de vehículos eléctricos Chevrolet Bolt.

Antecedentes

Si bien el concepto de neumáticos sin aire surgió hace más de 10 años, actualmente lo tienen sólo vehículos pequeños y de baja velocidad, como carros de golf o cortadoras de césped.

Por otra parte, no es primer diseño de Michelin en este sentido. En 2017, la compañía francesa dio a conocer su proyecto para vehículos de auto-conducción que consistiría en esponjas de impresión 3D. Serían llantas imprimibles con materiales biodegradables, como caucho natural, papel, latas, madera, residuos eléctricos, plásticos, metales usados, telas e incluso desechos de naranja.