Ingerir un robot podría poner solución al dolor de panza

Se espera que para el cierre de este año 2016 haya un millón 659 mil robots industriales, revela National Robot Associations por medio de Statista. La gran producción de estas maquinas ha llevado soluciones sorprendentes, incluso para el sector de la salud, como es el caso de un robot que deja en el pasado el molesto dolor de panza.

La acelerada producción de robots ha llevado a que en el año 2018 se espere una producción de dos mil 327 millones de estos aparatos. Sin embargo, su uso es útil dentro de las actividades diarias de las personas, desde pagar el estacionamiento hasta limpiar platos. Ahora surge una posible solución al común dolor estomacal a manos del Massachusetts Institute of Technology (MIT).

La institución estadounidense ha desarrollado un robot que se puede ingerir con el fin de terminar con el dolor de panza, este diminuto aparato tiene el tamaño de una pastilla convencional. Sobre el tema Daniela Rus, economista del MIT revela a través de MIT News que “es realmente emocionante ver a nuestros pequeños robots origami hacer algo con potenciales aplicaciones importantes para la salud”.

Y aunque esto podría poner fin a los repetitivos dolores de estómago, la preocupación ante el desplazamiento de capital humano a causa de estas maquinas persiste. De acuerdo con datos de Citi GPS y Global Perspectives & Solutions por medio de Statsta existen ciudades en donde el tema ya es problema, pues los robots están dejando paso a pérdidas de puestos de trabajo como en Fresno, Las Vegas, Greensboro, Oklahoma City, Los Ángeles, Sacramento y Houston.

Ejemplo de esto son las maquinas que ya preparan comida, es decir que desplazaron a los chefs de sus puestos, desde crestaurantes especializados asta sitios de comida rápida, pues no hay que olvidar que en el año 2015 la compañía Momentum Machines elaboró un robot que cuenta con la capacidad de producir 360 hamburguesas por hora, lo cual beneficia para las cadenas restauranteras que buscan equilibrar el flujo de clientes con la producción de alimentos.