Infografía: La evolución del marketing en el cine

cine
Imagen: Bigstock

Pese al auge de plataformas de entretenimiento bajo demanda, como Netflix, Hulu o Amazon Prime, la industria del cine continúa con crecimientos del 1 o 2 por ciento, según la Asociación del Cine de Estados Unidos (MPAA), la recaudación en 2016 fue superior a los 38 mil 600 millones de dólares.

La relación del marketing con el cine data desde sus inicios, pero ahora se complementan, ya que las películas son un excelente escenario para cualquier historia de marca.

Entre los casos más emblemáticos de cine y marketing son en E.T y la marca de chocolates, Reece´s Pieces, cuyas ventas del caramelo aumentaron 65 por ciento después de la icónica película. Otro caso fue Top Gun y Ray Ban, ya que las gafas incrementaron sus ventas 40 por ciento, gracias al éxito taquillero.

Asimismo, Forrest Gump y Nike fue otro caso de una historia de marca introducida en un guión, ya que el actor protagónico, Tom Hanks mostraba en ese entonces un calzado de edición limitada llamado “Nike Classics Cortez”. Aunque más obvio, Transformes y General Motors han hecho mancuerna en todas sus entregas, ya que la película de acción muestra casi el catálogo completo de los autos de la armadora estadounidense.

Además, Náufrago y FedEx comparten más que los simples créditos, es el caso donde una compañía tiene un protagónico dentro de la película. Gracias al filme, la marca se expandió a nivel mundial.

El marketing tiene varias formas de involucrarse en el cine, desde el brand storytelling, branded content, content marketing, y el social media, donde se realizan campañas digitales que buscan atraer a nuevos espectadores y expandir el alcance de las marcas involucradas en distintos canales de comunicación.