Según Harvard Business Review, gran parte de las marcas subestiman el puesto de CMO, o bien, no son integrados de lleno a las labores directivas de una compañía, cuando debe ser todo lo contrario, ya que estos perfiles profesionales deben brindar una contribución directa a la estrategia de la marca, deben hacerse cargo de los precios de los productos, la innovación, la experiencia del cliente, analítica de datos y percepción que se tiene de la empresa.

Esto sucede aún cuando las firmas que tienen a un CMO registran un rendimiento financiero superior en un 15 por ciento, a diferencia de las compañías que no tienen a estos profesionales en sus filas, lo cual responde a que el 80 por ciento de los CEO no están capacitados para ser un CMO. Hacer evolucionar este puesto es necesario para mantenerse en la competencia.

Descarga gratis aquí la infografía “¿Cuáles son las principales preocupaciones de los CMO?”