• Un pastel fue el objeto de una denuncia en redes sociales, en donde una influencer ha acusado el robo de su diseño para una campaña a favor del aborto.

  • Miley Cyrus es una de las personalidades más polémicas dentro del mercado musical, debido a sus declaraciones sobre temas sensibles.

  • El robo de ideas se ha convertido en una constante en publicidad digital, por lo fácil que es tomar inspiración de otros creadores y ejecutar el trabajo.

En Influencer Marketing for Dummies Kristy Sammis hace una interesante alegoría, reconociendo que Instagram es una especie de vehículo para la narración visual.

El content marketing que esto ha motivado es de gran valor, sobre todo cuando tomamos en cuenta, explica Sammis, que el contenido de Instagram puede existir sin depender de plataformas que refuercen el discurso de sus usuarios.

El argumento es un buen acercamiento para entender una denuncia que ha ocurrido en redes sociales, donde una influencer ha acusado el robo de uno de sus diseños, para ser usado en una campaña.

The Sweet Feminist, quien cuenta con más de 100 mil seguidores en su cuenta de Instagram, aseguró que Miley Cyrus robó el diseño de uno de sus pasteles, para promover una campaña a favor del aborto.

Cirus aparece en la campaña donde se le ve morder un pastel con el mensaje de “el aborto es salud”.

A decir de la influencer su mensaje escrito a mano y el concepto del postre fue robado de uno que hizo en 2018, sin haber recibido créditos por ello.

Tras su denuncia, la propia cantante le respondió a través de Instagram, aclarando que vieron la imagen en una búsqueda por internet, sin la intención de querer apropiarse de un diseño, por lo que en atención a su publicación se dará crédito a su cuenta, agradeciéndole por la inspiración a partir de sus diseños.

La campaña de Cyrus es parte de una colaboración con el diseñador Marc Jacobs, para promover la planeación familiar (Marc Jacobs x Planned Parenthood), por lo hay un detalle que llama la atención y es la acusación por plagio de diseño que ha enfrentado Marc Jacobs anteriormente.

En el lanzamiento de la colección Redux Grunge Collection, Marc Jacobs usó la carita feliz que ha hecho popular al grupo, por lo que se ganó una demanda que se llenó de todo tipo de argumentos durante el juicio, en que el diseñador defendía los detalles que aparentemente marcaban la diferencia entre ambas creaciones.

Hoy en día la inspiración para ejecutar ideas debe plantearse argumentos que consoliden dichas ideas, para que no sean simples ocurrencias, de lo contrario, el resultado del esfuerzo creativo para el que fue considerado es negativo.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299