Increíble campaña de marketing experiencial para conectar con extraños

Alemania.- El marketing es una herramienta que utilizan las marcas para alcanzar sus objetivos, es una estrategia de mercado que busca conocer y satisfacer a los consumidores, lo que influye en sus decisiones de compra. En algunos casos, el marketing suele recurrir a las emociones para persuadir y generar engagement con los clientes. Esta campaña cumple con lo necesario y nos sorprende.

Notas relacionadas:
3 tips para aplicar el marketing experiencial
3 dramáticas piezas de marketing experiencial que no puedes dejar de ver
Marketing experiencial de S7 Airlines permite viajar con el poder de la imaginación

El marketing experiencial consiste principalmente en establecer una conexión entre la marca y el consumidor por medio de las emociones al generar experiencias satisfactorias que alegran los días de quienes las viven.

En este caso, Nescafé tuvo la idea de unir a las personas con una campaña muy creativa. Junto con la agencia OgilvyOne desarrolló Instant Connections, una activación que hizo la espera de los transeúntes en los semáforos más amena.

El concepto surgió luego de analizar que la tecnología no une realmente a las personas, sino que más bien las aísla al provocar que cada vez existan menos relaciones personales y directas, creando una sensación de soledad. Por ello, Nescafé colocó dos máquinas en un semáforo, pero de distinto lado de la calle, las cuales funcionaban al presionar un botón al mismo tiempo.

La idea fue ofrecer un café después de presionar el botón, pues a quién no le gusta disfrutar de uno por las mañanas, antes del trabajo. La reacción de las personas que cruzaron por ese semáforo fue sorprendente.

Como tuvieron que trabajar en equipo, las personas intercambiaron sonrisas, saludos y apretones de manos. Al final del día el resultado fue: 33 high fives, 285 saludos, 839 sonrisas e innumerables conversaciones entre las personas que experimentaron la dinámica.

Nescafé quiso recordarnos que el café nos une, ya que la creación de Instant Connections, no se centró en la promoción real del producto, ni en su calidad. Sino que la marca se mostró con la confianza de utilizar un elemento emocional para llegar a la meta: unir personas.

El truco de marketing está en la vivencia que las personas experimentaron al momento de encontrar una sorpresa en su camino de todos los días, algo que cambió su rutina. Con la simple idea de, “Todo comienza con un Nescafé.”