La portada de junio en Estados Unidos de la revista National Geographic fue utilizada como emblema durante la última celebración del Día Mundial del Medio Ambiente. Una bolsa de plástico simulando un iceberg con con simple copy -“Planet or plastic?”- fueron lo suficientemente fuertes para impactar a una gran cantidad de lectores y usuarios de redes sociales.

Celebridades de diversos ámbitos hicieron eco del creativo cover, con lo que la reconocida publicación ganaba exposición, reconocimiento y se consolidaba como líder en su segmento.

No obstante, el acierto de la portada parece haber durado poco más de diez días, luego de que algunos usuarios criticarán a la firma por la incongruencia de su mensaje con sus actos.

TAl y como se puede leer en redes sociales, algunas personas expusieron que la revista cuyo objetivo es crear conciencia sobre el uso de plástico innecesario, está vendiendo el ejemplar envuelto justo en este material nocivo para el medio ambiente.

De la misma manera en la que la porta recibió halagos por reconocidos personajes, la critica también ha sido acompañada e impulsada por diversos personajes reconocidos.

EL asunto pone sobre la mesa la importancia que tiene la coherencia y consistencia de una marca para mantener una imagen sólida ante el consumidor.

Así lo revelan los resultados de un reciente studio realizado por Software Advice, el cual indica que al hablar de experiencia de marca y fidelidad, el 41 por ciento de los consumidores refirió que la consistencia de una marca es el elemento que mayor influencia tiene, aspecto que se ubica por encima de la autenticidad (15 por ciento), la relevancia (6 por ciento) y la transparencia (2 por ciento).

Una marca es lo que dice y lo que hace. Estas dos aristas no pueden mantenerse lejos una de otro o actuar de manera aislada, de lo contrario las crisis de marca serán recurrentes y será prácticamente imposible conectar de manera efectiva con el consumidor.