Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Suscríbete a Merca2.0. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Incertidumbre económica de Amazon; implicaciones de la apuesta por Alexa

No sólo Twitter, Facebook o Google, sino que Amazon también tendrá que combatir contra la crisis económica y la eliminación de 10 mil puestos de trabajo.

Compartir:

Amazon ad verification program
  • La incertidumbre económica de Amazon ha puesto en peligro a la compañía y a su división de domótica.

  • La marca ha perdido 5 mil millones de dólares debido a este sector de dispositivos de asistentes inteligentes.

  • Del mismo modo que Google, Meta y Twitter, la compañía podría efectuar despidos masivos.

 

Luego de que Amazon registrara la pérdida de más de mil millones de dólares, se espera que cambios significativos ocurran con el objetivo de combatir la incertidumbre económica de la marca.

Entre los planes de la plataforma multicanal, se encuentra la reducción de la plantilla. No obstante, este no sería un recorte cualquiera, pues la compañía estaría analizando la posibilidad de borrar más de 10 mil puestos de trabajo. Esto sería señalado como el mayor sacrificio de la compañía en la historia en cuestiones de empleabilidad.

Y es que, aunque no se ha dado a conocer cuáles serán las áreas afectadas, se reportó que en gran medida los despidos se centran en puestos corporativos y tecnológicos. La medida sería tomada con la intención de anticiparse a una viable recesión, lo que por supuesto también la colocaría en su peor cierre histórico, o en el mejor de los escenarios, en el cierre con el índice más bajo de crecimiento.

 

Incertidumbre económica de Amazon; implicaciones de la apuesta por Alexa

En cierto sentido, los reflectores de esta baja agresiva han comenzado a apuntar hacia la división de altavoces inteligentes. El dispositivo Echo y el asistente digital Alexa podrían ser los principales afectados, aunque posiblemente también los culpables. Y es que, como se ha mencionado, aún no se ha tomado una decisión. Sin embargo, muchos reportes y declaraciones anónimas del personal de trabajo de la compañía señalan que es cuestión de tiempo.

Asimismo, declararon a medios internacionales que la reducción de costos de los últimos meses ha sido puntualmente la más grande que jamás se ha visto en la empresa. ¿Pero qué tiene que ver el área de dispositivos de asistentes inteligentes con la recesión que se prevé para este último año?

 

Alexa y los dispositivos inteligentes

La postura de muchas compañías como Nintendo han señalado en múltiples ocasiones que los dispositivos tienen un cierto margen de vida en el mercado. Por ejemplo, en el mundo de los videojuegos, las consolas suelen ser medidas en un periodo de cinco años, antes de caer en la obsolescencia o en un periodo de rezago comercial. Para el caso de las bocinas Echo y el asistente digital Alexa, este tema proviene no de su funcionamiento, sino de cómo son utilizados y de su desempeño en el mercado.

El primero en sugerir que esa división era la culpable de los despidos fue el medio The New York Times, al declarar que la compañía buscaba con ellos “el crear al asistente de voz líder, que los dirigentes pensaron que podría suceder a los teléfonos móviles como la próxima interfaz esencial para el consumidor”.

Asimismo, reportó que entre 2017 y 2018, la plantilla de ingenieros se duplicó, contratando hasta 10 mil ingenieros sólo para esa división, un síntoma de la optimización tecnológica. No obstante, el efecto de sus estimaciones podría haber resultado contraproducente.

A pesar de que las ventas han superado una cantidad impresionante de ventas, lo cierto es que para la compañía el margen de compra es bastante bajo. Aunado a ello, la euforia de los Echo Dot, que en un inicio solían vender mucho, en los últimos tiempos han sido protagonistas de promociones que dificultan la recuperación económica del producto.

Problema de penetración

El mayor problema de Amazon con las Echo Dot y Alexa, sin embargo, se enmarca en la penetración. Es decir, que no es accesible de manera “natural” para los consumidores. La apuesta que se ha mantenido hasta el momento es la de ingresar a los hogares, no a los dispositivos móviles como lo hacen Apple y Google.

Aunque el porcentaje de capitalización ha sido superior al esperado, lo cierto es que esta falta de ingreso “natural” le ha costado caro a la marca, pues a la fecha no cuenta con una marca de telefonía, ni de un sistema operativo que pueda penetrar directamente en dispositivos compatibles.

Por ello, al no ser ni cerca la competencia de los asistentes de smartphones, se ha insinuado que la compañía ha perdido más de 5 mil millones de dólares. De no movilizar rápido sus acciones, esta división podría salir aún más cara para Amazon e incluso implicaría muchos más despidos de los que ya se han anunciado.

 

Otros casos de impacto reciente

En gran medida, los casos de Twitter, Google y Meta, entre otros, han sido disímiles, sin embargo, obedecen en cierto sentido a un mismo fin que es la estabilidad financiera.

Lo sucedido con Meta fue que, una vez que se apostó por la creación de un Metaverso como un centro de transformación digital, gran parte de Facebook comenzó a colapsar progresivamente. El optimismo digital de la pandemia fue desmitificado. En días recientes, el anuncio de Mark Zuckerberg en torno al fallo en sus predicciones financieras conmocionó al mundo empresarial. Esta equivocación provocará un recorte masivo del 13 por ciento de su personal total, equivalente a casi 11 mil trabajadores.

El caso de Twitter es un tanto distinto, pues se ha convertido en una empresa privada en medio de sus problemas financieros. De hecho, aún muchos desconocen si los despidos masivos que comenzaron con el antiguo CEO, Parag Agrawal, el director financiero, Ned Segal, y el jefe de políticas y asuntos legales, Vijaya Gadde,fueron provocados realmente por un problema financiero o, por el contrario, debido a diferencias en cuanto al rumbo de la empresa.

Lo que es cierto es que la reestructuración de Twitter ha provocado que usuarios y anunciantes tomen sus precauciones, buscando nuevas alternativas. Recordemos que recientemente Eli Lilly se desplomó más de un 4 por ciento en Bolsa, luego de que se anunciara que la insulina sería gratis. Esto provocó por supuesto mucho revuelo, pues no se trataba de la marca, sino de una cuenta falsa verificada durante los primeros días del modelo de Twitter que permitía tener esta característica al pagar 8 dólares al mes.

Con ello, la pérdida de valor de la empresa ha sido mayor a los 14 mil millones de dólares. Por supuesto, el servicio ya fue suspendido.

 

 

Ahora lee:

Transacción por tarjeta bancaria será el método más utilizado durante el Buen Fin

Rechazan que contingencia ambiental haya sido para frenar marcha del INE

Smishing, tendencia a la alza en durante el Buen Fin; así puedes evitarlo

Qatar 2022: los costos del turismo en masa

Otros artículos exclusivos para suscriptores