Internacional.- Ikea se ha convertido, en el mundo del retail, en una de las multinacionales más populares en todo el mundo y cuenta ya con presencia en más de 50 países a través de más de 400 establecimientos. Esta multinacional sueca es conocida por todos por lanzar mobiliario y productos que llegan al mercado para hacer la vida más fácil a las personas y también por su supermercado, en el que se pueden degustar algunos ejemplos de la gastronomía sueca.

Quizá, uno de los productos más icónicos de la firma y que casi todo el mundo tiene en su casa es la bolsa azul, llamada Frakta y cuyo diseño ha sido copiado ya por algunas firmas de moda como Zara o incluso la marca de lujo Balenciaga.

Se venderá a partir de la última semana de junio

Tal es el éxito de la bolsa Frakta de Ikea que, ahora, la multinacional sueca ha decidido lanzar una nueva versión multicolor con la que pretende celebrar el Día del Orgullo LGTBI, la cual será puesta a la venta, en edición limitada, a partir de la última semana de junio.

Ikea pondrá a la venta esta bolsa al precio de 1 euros y en España, por ejemplo, tendrá una disponibilidad de 60 mil unidades y la principal intención de esta edición de la mítica bolsa Frakta de la compañía sueca es poner de relieve su plan de inclusión LGTBI.

Tal y como ha declarado Elena López, responsable de Diversidad de Ikea en España, “como empresa basada en valores, apoyamos el derecho de todos nuestros empleados y empleadas a ser ellos mismo y tenemos el firme compromiso de garantizar las mismas oportunidades para todos ellos, en lo que a contratación, desarrollo profesional o cualquier otra circunstancia se refiere”.

Zara y Balenciaga ya copiaron a la bolsa azul de Ikea

Lo que queda claro es que la mítica bolsa azul Frakta de Ikea es todo un icono y, como hemos dicho anteriormente, son muchas las firmas que ya han copiado su diseño. Por ejemplo, en el año 2017, la firma española Zara lanzó una copia de esta bolsa con tejido efecto plástico y el mismo color azul eléctrico que la bolsa de la multinacional sueca y con las palabras “pre love” y “post love” impresas.

Incluso esta bolsa azul sirvió de inspiración para una empresa de lujo como es Balenciaga, que lanzó una copia del modelo de bolsa de Ikea al precio de 2.145 dólares y que se agotó rápidamente tras ser puesta a la venta.