Ikea comprará sus muebles usados, para luego revenderlos

KUALA LUMPUR MALAYSIA - MAY 22 2016 :Interior furniture store "Ikea" in Malaysia. Founded in Sweden in 1943 Ikea is the world's largest furniture retailer.

El fabricante sueco de muebles y decoración ofrece una nueva opción a los consumidores españoles. Dentro de pocos días, comenzará a comprar sus muebles usados, para después revenderlos desde sus propios establecimientos, como parte de su iniciativa para alargar la vida de sus productos, de los cuales, hasta agosto del próximo año, espera comprar y vender unos 600 artículos.

Ikea entra de esta forma al mercado de segunda mano, con el que busca ser participe de la economía circular, con la que apuesta por la sostenibilidad y planta cara a otras plataformas de venta de productos usados que están ganando espacio en España como Wallapop o Vibbo.

Para acceder a esta oportunidad, los consumidores deben acceder a la web de Ikea para dar toda la información solicitada así como fotografías de los muebles en cuestión a partir del 12 de diciembre. Desde esta fecha, se activará esta primera fase del proceso en las tres tiendas existentes en Madrid.

Será la propia empresa sueca la que tase los muebles que ofrezcan los consumidores, tras lo cual, se se acepta la propuesta económica, se deberá trasladar el producto a una de las tiendas, donde el importe le será entregado en forma de tarjeta regalo que debe utilizarse en sus establecimientos.

Según se señala desde Ikea Ibérica, los muebles serán vendidos al mismo precio al que serán adquiridos, por parte de la empresa sueca a su primer dueño, una estrategia similar a la que se utiliza en Bélgica, único país, hasta ahora, en el que se llevaba a cabo este tipo de programa.

Esta iniciativa es parte del proyecto “Salvemos los Muebles”, que ejecuta Ikea en España y que también incluirá otras acciones que se iniciarán en 2017, para reciclar bombillas, ‘customizar o tunear’ los muebles y donar textiles de hogar que podrán ser reciclados

En España según datos de Ikea, un 9,5 por ciento de las consumidores vende aquellos muebles que no utiliza.