• Las campañas publicitarias han sido la pauta con que Huawei ha buscado dar la vuelta al conflicto comercial entre Estados Unidos y China, que la ha impactado.

  • El mercado de smartphones se ha compuesto de todo tipo de acciones comerciales que han dado prioridad a la innovación.

  • Una comunicación asertiva es la clave en una marca cuando esta busca ser relevante y mantener un statement en medio de las polémicas.

Una vez más Huawei ha apostado al nacionalismo de los mercados en que opera, para tratar de dar la vuelta a la polémica entre Donald Trump y China, misma en la que se ha visto involucrada.

El veto comercial que Trump impuso a China ha afectado a diversas marcas y el caso más polémico ha sido el de Huawei, pues ha impactado en los smartphones con que cuenta la compañía, mismos que la han llevado a colocarse entre las firmas líderes de este sector.

La marca comenzó a perder alianzas comerciales clave con empresas como Google y Facebook, que obligaron a la marca a desarrollar su propio sistema operativo y a integrar alternativas para sustituir las demandas del consumidor de smartphones, por acceder a redes sociales, comunicarse a través de Whatsapp y tener un sistema operativo seguro.

En medio de estas polémicas la marca ha tenido que mantener esfuerzos para lograr que su imagen trate de dar la vuelta, con campañas que han apostado al nacionalismo como ha ocurrido en Reino Unido, donde aseguró que la conectividad es la mejor pauta para unir a una nación, resaltando los estímulos económicos que su negocio ha propiciado en el producto interno bruto registrado este país, gracias a las operaciones de la compañía.

null

null

Ahora en México ha activado una campaña promocional con la que pide apoyar a la selección nacional de futbol.

La promoción consiste en que Huawei devolverá a los consumidores lo pagado por todos los productos comprados dentro de la dinámica, en caso de que México resulte ganador.

Estos casos ponen de relieve el interés que tienen las marcas por lograr ser trascendentales ante el consumidor, pues de lo contrario se ven limitadas en el impacto que logran ante el contexto en el que operan.