Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Suscríbete a Merca2.0. Haz clic aquí

Hojas de coca a domicilio: la exitosa idea de una empresa boliviana

Bolivery, así se llama la empresa creada en Santa Cruz por un joven de 29 años y cuyo nombre, como se podrá intuir es la combinación de Bolivia y delivery. Su negocio es la entrega diurna y nocturna de coca a domicilio, para satisfacer una necesidad entre quienes mascan las hojas de esta planta; una costumbre ancestral que desde las zonas rurales se ha hecho cada vez más presente en las ciudades del país sudamericano.

Bolivery, así se llama la empresa creada en Santa Cruz por un joven de 29 años y cuyo nombre, como se podrá intuir es la combinación de Bolivia y delivery. Su negocio es la entrega diurna y nocturna de coca a domicilio, para satisfacer una necesidad entre quienes mascan las hojas de esta planta; una costumbre ancestral que desde las zonas rurales se ha hecho cada vez más presente en las ciudades del país sudamericano.

Fue Michael Méndez quien vislumbró la posibilidad, cuando durante una reunión nocturna con su grupo de amigos de bailes de carnaval, mejor conocidas como fraternidades y típicas de las clases altas de esa ciudad, se encontraron con que las hojas de coca para mascar se habían acabado y no tenían quien les trajera nuevas provisiones

Fue esa noche cuando a este joven emprendedor se le ocurrió la idea que ha dado como resultado este servicio, que apenas lleva tres meses de creado. Tal como cuenta Méndez a El País, las solicitudes de entrega de mercancía se dan en todos los barrios de la ciudad sin importar la clase socioeconómica.

Una tradición que hasta hace poco era identificativa de la identidad indígena y que ahora ha calado en los habitantes de Santa Cruz sin distingo de profesión aunque si de género, pues hasta ahora son mayoritariamente hombres quienes mascan las hojas de coca en una proporción de siete, por cada tres mujeres. A esto se suma el que según un estudio de la Unión Europea, un 30 por ciento de loa bolivianos consumen habitualmente la hoja de coca, pues contribuye a contrarrestar el sueño y el cansancio, además de utilizarse para mejorar el rendimiento laboral y para disminuir el apetito, esto último según creencias populares.

Las hojas de coca, sin embargo son un tema complicado internacionalmente, y mientras en Bolivia es legal masticarlas, según la Convención de Viena la coca es considerada una “sustancia controlada” toda vez que cuando es machacada y mezclada con sustancias penetrantes, se logra liberar una pequeñísima cantidad de alcaloide, con las conocidas propiedades excitantes implícitas en su naturaleza.

Con este panorama, no es de extrañar que Bolivery pueda tener éxito como empresa al ofrecer a los consumidores sus distintas opciones, que son paquetes de coca ya machucada y mezclada con bicarbonato y/o estevia (para disminuir el amargor) en presentaciones de dos y cuatro onzas a 10 y 20 bolivianos (1,5 y 3 dólares) y también la venden “sin palo” que es la más costosa, a 30 bolivianos (poco más de 4 dólares).

El único recargo que hacen por el envío es si deben entregarlo a zonas alejadas del centro de Santa Cruz, es decir, aquellas que están ubicadas más allá “quinto anillo” de los 14 en los que esta dividida la ciudad y la tarifa se negocia según la distancia y usualmente ronda los , es decir menos de un dólar.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados