H&M ya no tiene margen para esperar: cierra Cheap Monday

Inmersa en un plan de reestructuración, H&M cerrará su cadena multimarca Cheap Monday. Dice que ya no puede seguir sosteniendo las pérdidas que supone su funcionamiento.

H&M
Imagen de Bigstock

H&M, el segundo minorista de moda más grande del mundo detrás de Zara, confirmó este martes algo que era un rumor: cerrará su marca independiente Cheap Monday.

Será un proceso en etapas que comenzará en diciembre de este año y finalizará a fines de junio de 2019, cuando cierre la última de las tiendas.

“Cheap Monday tiene un modelo de negocio que enfrenta grandes desafíos debido a los cambios que se han producido en la industria”, dijeron desde H&M en un comunicado.

“Hay una tendencia negativa en las ventas que ya no se puede disimular. Cheap Monday no genera ganancias hace mucho tiempo. Por lo tanto, el grupo H&M tiene la intención de cerrarla”, agregaron.

La compañía de origen sueco está inmersa en un profundo proceso de reorganización y el foco lo tiene puesto ahora en “centrarse en su core business”, según lo explicó en el mismo comunicado.

El cierre de Cheap Monday afectará a 80 empleados.

Cheap Monday es, fundamentalmente, una marca de jeans.

Entre las razones del cierre, H&M argumenta también “la digitalización”, que según detalla es uno de los factores que más ha retraído las ventas en sus tiendas físicas, afectando la rentabilidad.

Todas las tiendas Cheap Monday son multimarca con la excepción de la de Londres, la única monomarca de la empresa. Este punto de venta y la plataforma de ecommerce bajarán la persiana el 31 de diciembre de 2018.

Anna Attemark, directora de new business del grupo H&M habló de que están “constantemente desarrollando el negocio” y eligiendo “en qué invertir”. “Vemos buenas oportunidades y un gran potencial para las otras marcas que tenemos, que están teniendo un desarrollo positivo tanto en el canal digital como en las tiendas físicas”, agregó.

Cheap Monday es escencialmente una marca de jeans y fue una de las pocas adquisiciones que hizo la firma sueca en su historia. La compró en 2008 cuando tomó el control de Frabric Scandinavien, otra compañía sueca. En ese momento, adquirió también las marcas Weekday y Monki.

Año de cambios

H&M viene teniendo una merma en sus ganancias y acumulando stocks en los últimos años por las mejoras de sus rivales de bajo precio, como Primark y Forever 21, así como por la competencia de vendedores en línea, como ASOS y Zalando.

Sin embargo, en el tercer trimestre de este año logró “resucitar” gracias a distintos factores: la inversión en digitalización, la reducción de precios, la expansión hacia marcas más nuevas y, lo que vemos ahora con Cheap Monday, el cierre de algunas tiendas.

También está trabajando en un nuevo concepto de tienda.

Las ventas aumentaron un 4 por ciento en el período de junio a agosto, frente a un pronóstico promedio de encuestas de una suba del 1,9 por ciento.