• El storytelling se ha vuelto esencial en marketing, como una forma de hacer que el contenido resuene entre la audiencia.

  • En digital, 90 por ciento de consumidores y usuarios no están interesados en marketing, por lo que es ideal 

  • Te puede interesar: 5 consejos efectivos para crear visual marketing efectivo

Contar historias en redes sociales y empezar a hacer de la “narración” parte del contenido de una marca requiere tener mucho engagement con la audiencia

En las redes sociales se ha vuelto esencial en marketing, como una forma de hacer que el contenido resuene en la audiencia. Los mercadólogos pueden aprovechar el poder emocional de las historias dentro de su contenido para conectar con la audiencia. Y con la ayuda de algunas herramientas, pueden, incluso, llegar a formar relaciones sólidas y duraderas.

Empezar a “contar historias” en las redes sociales de una marca demuestra el lado humano que puede llegar a tener un negocio. Si se hace de la manera correcta, ayuda a aumentar la conciencia de marca, la lealtad y las conversiones, que es el punto principal y el camino final al que una firma quiere llegar.

Ya quedaron atrás esos días en los que las empresas pensaron que era suficiente el hecho de tener presencia en el espectro digital. Es decir, tener una página web o un perfil en redes sociales era el camino al éxito, sin importar lo que presentara, expusiera y publicara dentro de ellas. Error. Lo cierto es que, en realidad, sí es importante. Y mucho.

El camino a seguir en redes sociales

Ahora, parece que la mayor parte de los estrategas que trabajan en digital entienden que “el contenido es el rey”. Publicar material que atraiga a la audiencia es el verdadero objetivo. Sin embargo, las empresas realmente estratégicas entienden que hay algo más que solo publicar “buen contenido”.

De ahí el auge de contar una historia, ya que las marcas las están utilizando para atraer a sus potenciales clientes ideales y convertirlos a compras efectivas.

Contar historias en redes sociales no es nuevo

Si bien esta estrategia no es novedosa en la industria, que las marcas comiencen a utilizar los datos de los usuarios como activos de su estructura mercadológica, hace que las tácticas de marketing tengan un nuevo sentido, donde el camino a seguir se expone de manera unitaria. Después de todo, las redes sociales son un espacio para establecer relaciones con clientes potenciales.

Esto se comprueba con la creciente tendencia por utilizar historias en apps como Instagram o plataformas como Facebook. Dichas redes sociales entienden el poder de las historias y ofrecen características para contar algo de forma digital.

Cómo hacer que el hecho de contar historias funcione 

Cuando se logra contar historias de forma adecuada, se pueden generar publicaciones más interesantes. Lo correcto es involucrarse con los elementos narrativos, que se pueden conocer según su utilidad en la industria.

Algunos tips para poder efectuarlo: 

1. Las historias involucran diferentes acciones que orillan a las personas a prestar atención. Se tiene un hilo conductor, por lo que es vital que no se pierda entre el oyente y la persona que cuenta la historia. De acuerdo con según Greg J. Stephens, Lauren J. Silbert y Uri Hasson, el acoplamiento entre hablante y oyente subyace a la comunicación exitosa.

2. Las historias provocan emociones, lo que orilla a los usuarios a involucrarse emocionalmente. Pensar en cómo el contenido tiene reacciones, gusta, es comentado o compartido en redes sociales es lo que se tiene que resaltar, para poder tener una respuesta emocional de algún tipo.

3. Cuando una historia se cuenta bien, aumenta el nivel de conocimiento sobre lo que presenta una firma, por lo que hay un mayor sentimiento de confianza entre las marcas involucradas.

4. Las marcas que cuentan historias como estrategia de mercadotecnia desarrollan relaciones más profundas con el público. Especialmente si la historia se relaciona con algún caso real, en el que otros usuarios puedan tener un “pretexto” para relacionarse. La empatía es la parte más valiosa para poder contar con mejor relevancia propia.

De acuerdo con Impact BND, cerca de 90 por ciento de consumidores no están interesados en marketing. Por lo tanto, la idea de atender a los usuarios por medio de actividades no invasivas, como lo es el hecho de contar una historia, podría ser la solución a todos los problemas.

5. La narración hace que la audiencia vuelva por más contenido. Si las redes sociales están llenas de historias en lugar de publicaciones informativas, la audiencia seguirá dirigiéndose a una página para seguir buscando y viendo más contenido.