x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Hay un nuevo perfil en la educación, formación y la ocupación profesional

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Más vale que nos subamos a tiempo a la ola de esta profunda e importante metamorfosis.

Reto para los reclutadores del milenio. Que pasará cuando lleguen a nuestras compañías (universidades, empresas, o cualquier organización en general) jóvenes, casi niños, entre 12 y 15 años y demanden participar en un proceso de selección para cubrir una vacante, y como resultado califiquen con ventaja sobre candidatos que les doblen o tripliquen la edad.

Y esto no es un asunto de ciencia ficción, ya que esta imagen se me vino a la cabeza cuando tuve la oportunidad de conocer a través de los medios de comunicación, a Carlos Santamaría Díaz, un niño que, a los tres años aprendió a leer, a los nueve años estudió química analítica en el principal centro mexicano de educación superior, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), y ahora en 2018, a los 12 años de edad cursará la Licenciatura de Física Biomédica en la UNAM.

“Con cualquier cosa que aprendas se puede jugar”

Con esta frase Carlos Santamaría Díaz a sus nueve años, describió su proceso de aprendizaje en internet, en una interesante entrevista, en abril de 2016, que le hizo “Tele con Ciencia”, que es la agencia informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT).

La importancia del contexto familiar y social

Los padres de Carlos, Arcelia Díaz y Fabian Santamaría lo ha definido como un niño con un fuerte potencial de aprendizaje, mismo que han podido identificar a tiempo, para poder apoyar y conducir a su hijo, el cual era señalado como un niño problema, ya que cuando cursaba los primeros años en la primaria, dada su incursión en internet desde muy pequeño, y su interés por aprender, contestaba casi cualquier pregunta que se planteaba por parte de los maestros, causando incomodidad en muchos de ellos.

Los padres de Carlos han podido canalizar este potencial, observándolo en su desarrollo y generando una comunicación constante; ellos dicen que no ha sido necesario recurrir a un psicólogo infantil, ya que al lograr estar cerca de él han podido calibrar su estado emocional, que es lo que les indica si va bien o mal. Incluso ahora que ha cursado un diplomado en la UNAM, con el apoyo de maestros y compañeros que casi le doblan la edad, han obtenido retroalimentación de ellos, de su comportamiento dentro del salón de clase y en las horas de estudio. Les dicen que su hijo juega y estudia como niño, y sus padres responden “pues es un niño”, con gran voluntad y deseos enormes de estudiar, razonar y valorar; y Carlos ya lo dijo, nada ni nadie me cerrará las puertas, porque sino “me meto por la ventana”.

Este pasaje de la vida real en pleno siglo XXI, nos da la pauta para confirmar muchas situaciones, relacionadas con el proceso del manejo del conocimiento y del aprendizaje, mismas que, desde hace unos años, ya se marcaban como tendencia, entre otras mucha, comentamos las siguientes:

1. El conocimiento un bien al alcance de todos

2. La Web un peligro o una gran oportunidad

3. Reinvención del aprendizaje escolar

El conocimiento un bien al alcance de todos

En pleno siglo XXI estamos regresando, con grandes problemas, a dar valor al conocimiento considerándolo como un bien público que beneficia a la colectividad en general y permite el desarrollo igualitario. Está más que referido el hecho de que el conocimiento se ha limitado por parte de algunos gobiernos, incluso por miembros de la sociedad (empresas, iglesias y otros sectores), por ser el medio que permite generar la ignorancia y lograr de esta manera la manipulación de las personas.

El conocimiento, según el foro para la investigación y acción participativa para el desarrollo de la sociedad del conocimiento (FIAP)​ es un atributo estrictamente humano que, sin embargo, requiere determinadas condiciones sociales y amplios espacios de libertad para su generación, aprendizaje, interiorización, sistematización, transmisión y aplicación. Hoy día lo formulamos dentro de la oportunidad que nos dará un tejido digital de código abierto.

La Web un peligro o una gran oportunidad

En la actualidad, el avance de la tecnología por lograr una sociedad digitalizada y conectada brinda al conocimiento humano nuevas posibilidades de crecimiento.

El conocimiento es libre por naturaleza y puede generarse en soledad, pero solo es fecundo dentro de un contexto social porque tiene la capacidad intrínseca de adquirir su máximo valor en tanto se transmite y es compartido de forma libre y abierta.

Y esta es la gran oportunidad que nos brinda internet, para esto debe existir dentro de la sociedad, comenzando por la familia, códigos y protocolos de uso de este extraordinario medio que es la Web, para generar crecimiento y evolución de la sociedad en su conjunto.

Por supuesto que hay riesgos para su mal uso, y es ahí donde la sociedad en su conjunto, sin menoscabo de la libertad, debe replantear la forma de sacar los mayores beneficios, y eso solo se logrará inculcando valores, replanteando los procesos de enseñanza aprendizaje, rompiendo paradigmas.

Reinvención del aprendizaje escolar

La educación, la formación de los niños y adultos y las oportunidades de dar salida a estos hacia un sistema productivo, estará sufriendo una metamorfosis, que las autoridades y en general la sociedad tendrán que entender y replantear. En breve tiempo, los grados académicos y la incorporación al mercado laboral, relacionados con las edades como parte de un proceso de selección se modificará.

Ya lo planteaban Don Tapscott y Anthony D. Williams en su libro MacroWikinomics, Editorial Paidós, año 2011, en su capítulo IV, titulado “Aprendizaje, descubrimiento y bienestar”, en dónde se plantea de manera muy precisa la necesidad de la reinvención de las universidades y del aprendizaje colaborativo, así como la creación de conocimientos de un mundo en red.

Nos dicen estos autores al final de este capítulo: “La red Global de Educación Superior no es una quimera. Destacados académicos están comenzando a poner en practica muchos de sus aspectos. Saben que las universidades y sus profesores no pueden seguir funcionando por separado como torres de marfil, sino que deben luchar por el aprendizaje colaborativo y la producción del conocimiento colaborativo. ¡Ya va siendo hora!

Reflexión

Como sociedad, la experiencia que estamos teniendo con Carlos Santamaría Díaz, niño de 12 años, debemos tomarla con interés y seriedad, ya que los paradigmas que nos han acompañado en materia del conocimiento, de los procesos de enseñanza, aprendizaje, así como de la edad de las personas, no digamos de su género y de la incorporación al mercado laboral están cambiando, por lo que más vale que nos subamos a tiempo a la ola de esta profunda e importante metamorfosis.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Únete a la comunidad más grande marketing en español del mundo. Más de 150 mercadólogos inscritos.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados