• De acuerdo con Statista, Apple tiene un valor de marca superior a 309 mil millones de dólares

  • En estimaciones de MacRumours, más de dos millones de personas vieron la transmisión de su evento en YouTube

  • Aunque el precio del iPhone 11 en dólares es equivalente a 13 mil pesos, en México se venderá a 17 mil 500

Ayer no se habló de otra cosa que no fuera el Apple Event. La compañía de tecnología acaparó los reflectores de buena parte de los medios generales y los sitios especializados a escala internacional. Con buena razón, también. La empresa no solo reveló un nuevo modelo de iPhone que amenaza con dejar en la calle a sus rivales. Asimismo, lanzó dos versiones más modernas de su iPad y Watch, así como algunas novedades de sus servicios Arcade y TV+.

El evento fue definitivamente beneficioso para Apple. Varios de sus competidores, a lo largo de varias industrias, recibieron golpes financieros contundentes. Tras revelar el precio del servicio de streaming TV+, tanto las acciones de Netflix como las de Disney sufrieron una súbita caída de 2.46 y 1.73 por ciento, respectivamente. En el mercado de smartphone, aunque Huawei se vió curiosamente beneficiado, Samsung fue calificado como el definitivo perdedor de la tarde.

Sin embargo, Apple no reveló todos sus ases bajo la manga. La empresa no realizó ninguna mención sobre sus nuevos modelos de Macbook y Mac Pro. Asimismo, no se mencionó nada sobre un posible sticker rastreador ni futuros planes para revivir su base de carga inalámbrica. No se sabe nada de los productos, si alguna vez llegarán al mercado o si fueron descartados definitivamente. Lo que sí se sabe es que hay lanzamientos de los que no se hizo mención.

La tecnología que Apple omitió mencionar

Un grupo de filtradores profesionales encontraron una novedad de la tecnológica que en ningún momento fue mencionada por los ejecutivos de Apple. Específicamente, se trata de un sistema de Realidad Aumentada (RA). Guilherme Rambo y Steve Troughton-Smith difundieron ayer una serie de fotografías en Twitter. En ellas, se puede observar una serie de archivos y código que dan a entender que el sistema Starboard ya está disponible a desarrolladores.

Starboard es el nombre clave que Apple ha dado a su sistema de RA. De acuerdo con los expertos, los archivos dan a entender que funcionan con un sistema estéreo, posiblemente montado en la cabeza. Es decir, un headset similar a los de sus competidores en Microsoft o Facebook. Asimismo, parece que se tendrá compatibilidad con un dispositivo de mano para realizar algunos comandos, así como integración con posibles controles de movimiento.

¿Qué significan los secretos a voces de las compañías?

No es novedad que las grandes empresas sean víctimas de filtraciones y leaks. Tan solo hace unos días, un video promocional del Pixel 4 de Google prácticamente confirmó muchas de las características más esperadas del dispositivo. También los diseños del Galaxy 10 de Samsung y el iPhone 11 de Apple se dieron a conocer meses antes de su lanzamiento oficial. El reto no solo es de las tecnológicas, las producciones de Hollywood también se han visto afectadas.

La cosa es, si Apple ya tiene un sistema de RA que está listo para empezar a ser probado por sus desarrolladores, ¿por qué no crear expectativa en un evento diseñado justo para eso? La respuesta no es tan difícil de entender. Si, por alguna razón, la tecnología no es tan efectiva o atractiva como esperaban, la empresa puede solo acabar con el proyecto sin más. Si lo diera a conocer ahora y sucediera lo peor, sería mucho más difícil manejar las expectativas.

Por otro lado, prácticamente todos los agentes de la industria concuerdan que la RA tiene un gran potencial. Si Apple cree que el sistema ya está listo para estar disponible para pruebas con desarrolladores, entonces tiene que ser suficientemente bueno. Crear expectativa entre los consumidores incluso podría incentivar a que más compañías prueben y desarrollen apps en su plataforma. En este sentido, no hay duda que se trata de una oportunidad desperdiciada.