Hasbro y AT&T se suman a Disney y Nestlé, bajan su publicidad de YouTube

youtubers-YouTube
Foto: Bigstock

La plataforma de videos YouTube enfrenta nuevamente una polémica relacionada con la publicidad de diversas marcas relacionada con contenidos considerados inapropiados.

Se trata de una investigación que demuestra que existe actividad de pedófilos en videos dirigidos al público infantil publicados en el servicio de Google.

Hasbro y AT&T se suman

Esta semana informamos que Nestlé y Disney, entre otras, decidieron suspender sus campañas de publicidad en Youtube así como sus inversiones debido al reporte publicado por Wired.

Ahora se suman más marcas, se trata de la fabricante de juguetes Hasbro y la gigante de telecomunicaciones AT&T las que de acuerdo con diversos medios, anunciaron que retiran sus anuncios de la plataforma de videos.

“Hasta que Google (dueño de YouTube) pueda proteger nuestra marca del contenido ofensivo de cualquier tipo, estamos eliminando toda la publicidad de YouTube”, dijo un vocero de AT&T citado por CNBC.

En tanto, Hasbro ha “pausando toda la publicidad en YouTube, y se ha acercado a Google / YouTube para comprender qué acciones están tomando para solucionar este problema y evitar que dicho contenido aparezca en su plataforma en el futuro”, según expone la BBC.

Se trata de un duro golpe para YouTube luego que, en reacción por las denuncias, explicara que ya había inhabilitado los comentarios en millones de videos que “podrían estar sujetos a comentarios abusivos”.

¿Un nuevo boicot?

A esto se podría enfrentar la plataforma de videos si no emprenden acciones no sólo de comunicación y relaciones públicas, probablemente requiera nuevamente de modificar su algoritmo y programas de detección de contenidos y actividad nociva para mejorar las condiciones y brindar mayor seguridad a los anunciantes.

Recordemos el escándalo suscitado a raíz la presencia de anuncios de diversas marcas -gracias a la publicidad programática- junto con contenido ofensivo, incluido propaganda terrorista.

En su momento, más de 300 marcas -Adidas, Amazon, Facebook, Hershey, LinkedIn, Mozilla, Netflix, Under Armour y Netflix, entre ellas- se vieron afectadas, muchas retiraron su publicidad de la plataforma.

Tras diversos cambios y mucho trabajo de RP por parte de Google y el equipo de YouTube, con el tiempo los anunciantes han regresado, sin embargo, un caso como este podría crecer a escalas similares si no se contiene.

Números y publicidad

No es nuevo referir que Google es el principal destino de la inversión en publicidad digital a nivel mundial, un mercado con valor superior a los 266 mil millones de dólares (en 2018), de acuerdo con datos publicados en Statista.

Y YouTube es uno de los principales brazos de la gigante de Mountain View, sus más de mil 900 millones de usuarios a nivel global e ingresos más de 20 mil millones de dólares, según estimados de Wall St. / Merrill Lynch, lo constatan.

Sin duda, un problema de estas características podría impactar de manera importante en los ingresos de la plataforma, recordemos que la seguridad de los internautas alrededor del mundo -especialmente del público infantil- se ha convertido en uno de los temas tendencia durante los últimos años.

Al respecto, hay que mencionar que una investigación firmada por Accenture Strategy revela que para el 85 por ciento de los consumidores la principal razón para mantenerse fieles a una marca es la transparencia en la gestión de sus datos personales y privacidad.

Esto podría derivar en que muchos padres decidan limpiar el acceso a sus hijos a YouTube, lo que por ende importaría en el alcance de la plataforma y retaría mayor interés de las marcas en invertir.