CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Grupo Toks presenta nueva marca corporativa: Esta es la apuesta

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Grupo Toks ha deicida cambiar su marca corporativa, con lo que desde ahora responderá al nombre de Grupo Restaurantero Gigante (GRG).

Para nadie es un secreto que estamos ante un consumidor cada vez más preocupado por conocer lo que hay detrás de cada una de las marcas que consume. Esto ha llevado a muchas firmas a reforzar el diseño de su imagen corporativa. La última en hacerlo es Grupo Toks.

Luego de 50 años de historia en el mercado, Grupo Toks ha deicida cambiar su marca corporativa, con lo que desde ahora responderá al nombre de Grupo Restaurantero Gigante (GRG).

De esta manera, ahora los más de 230 establecimientos con lo que cuenta el grupo vivirán bajo el arropo de esta marca ya sea en sus formatos de restaurante, cafetería, comida rápida, especialidades, cena casual o fino casual.

Por ahora, son cinco los restaurantes los que integran al recién llegado Grupo Restaurantero Gigante. 

Toks fue en 1971 la marca de restaurantes con la que este grupo inició en México. A esta se sumó el restaurante de comida china-americana Panda Express durante 2011. Beer Factory se sumaría en 2014, mientras que las adquisiciones más recientes llegarían durante 2019 y 2020 con Shake Shack y la marca de tacos El Farolito.

No es la única

Este no ha sido el único movimiento sobre esta línea. En meses pasados, las marcas Ilusión, Fiorentina, David’s Bridal,  y las marcas de lencería de la alianza con Fruit of the Loom: Vassarette, Vanity Fair, Curvation y Fruit of the Loom lencería se consolidaron bajo la marca corporativa Diltex Brands, grupo empresarial mexicano con más de 70 años de presencia nacional e internacional, con el fin de ofrecer una propuesta de valor integral para sus consumidores, resaltando tanto sus cualidades particulares como su filosofía común por empoderar a la mujer. 

Este asunto va más allá de simplemente lanzar marcas corporativas a diestra y siniestra. En realidad tienen que ver con la necesidad de entregar mayores garantías a los consumidores, mismos que cada vez buscan mayores y mejores respuestas sobre lo que hay detrás de cada marca.

En principio, basta con reconocer las estimaciones de IE Business School, que sostienen que el 80 por ciento del valor de las compañías tiene que ver con sus medios intangibles mismos que se dividen en la marca corporativa y la reputación de la misma.

De tal forma, las marcas están obligadas a entender y atender esta última desde una visión mucho más estratégica antes que técnica para incrementar sus oportunidades de ubicarse como líderes y mantener la rentabilidad de su negocio a largo plazo.

De hecho datos entregados por Statista indican que la opinión de las personas sobre la compañía es el principal factor (94 por ciento) que aporta o afecta la reputación de una compañía, incluso por encima de los reconocimientos obtenidos (88 por ciento) o la publicidad (86 por ciento).

La afirmación gana mayor sentido, cuando consideramos que, según una encuesta realizada por BSI,  el 23 por ciento de los consumidores afirma que compañía un producto de la empresa si su reputación se encontrara dentro del promedio, cifra que se eleva al 39 por ciento cuando hablamos de niveles de reputación fuertes y al 77 por ciento cuando la reputación alcanza una calificación de excelencia.

El nuevo consumidor 

En este punto es importante reconocer que en tiempos post-pandémicos, tal y como apuntan desde el Barómetro de Consumidores Conscientes 2020-2021 de Toluna, el 46 por ciento de los consumidores interactúa con marcas que comparten sus valores, el 49 por ciento ha dejado de comprar marcas que no están alienadas con los mismos.

Con esto en mente, es importante reconocer lo que supone desarrollar una marca e identidad corporativa:

  • La identidad corporativa debe comunicar los valores, historia y oferta diferenciada de la empresa
  • Debe conformarse por un nombre memorable y atractivo, un logotipo simple pero congruente y una filosofía que sea confiable y auténtica.
  • El foco debe estar el en consumidor, con lo que el tono de la comunicación y los colores hasta la elección de los gráficos tienen que ser empáticos con el público objetivo.
  • La identidad corporativa debe responder al propósito fundamental de la empresa y a su plan de negocio.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Artículos Premium

Artículos Premium

Más de Merca2.0

Artículos relacionados