Durante las primeras horas de este jueves, diversos medios de comunicación informaron que la casa de Miguel Alemán Magnani, responsable solidario de la marca Interjet, se encuentra embargada por el SAT. Esto, por la presunta insolvencia de la aerolínea. La propiedad de Polanco habría estado en esta situación desde el pasado viernes 17 de abril. Sin embargo, los sellos habrían estado ocultos por algunos letreros con información relacionada a la pandemia de COVID-19.

EL hecho ha colocado a la marca dentro de las primeras tendencias en Twitter, plataforma que cientos de usuarios y medios de comunicación han utilizado para comentar el tema. De acuerdo con los entregados por la propia plataforma, al cierre de esta nota el nombre de la aerolínea se ubica como la primera tendencia entre los temas de conversación con un total de 2 mil 340 tweets relacionados.

La postura de la empresa

Ante el revuelo que el hecho ha causado entre los usuarios, Grupo Alemán, consorcio propietario de la marca Interjet, emitió un comunicado de prensa, en el cual aclara la naturaleza de los sellos puestos en la propiedad de Miguel Alemán, al tiempo que puntualiza que ha llegado a un acuerdo con la autoridad tributaria para atender sus obligaciones hacendarias sin que esto implique la condonación de impuestos.

De manera puntual, el comunicado enviado a medios de comunicación se concentra en cuatro puntos esenciales, mismos que de manera textual citan:

“Con relación a la información publicada en diversos medios sobre la colocación de sellos en las instalaciones de La Fundación Alemán por parte del Servicio de Administración Tributaria (SAT), se hacen los siguientes comentarios:

1.- Interjet, empresa que forma parte de Grupo Alemán, concretó un acuerdo con el Servicio de Administración Tributaria (SAT), para atender sus obligaciones hacendarias, sin que ello implique la condonación de impuestos.

2.- La colocación de estos sellos es un acto administrativo-precautorio que forma parte del proceso legal que paralelamente se sigue con las autoridades del Servicio de Administración Tributaria (SAT).

3.- El acuerdo con la autoridad tributaria ha permitido el cumplimento gradual de los compromisos pendientes de la compañía en materia fiscal por parte de Interjet.

4.- El proceso de finiquito de los pasivos de Interjet requiere la garantía de pago del adeudo pendiente a la fecha, mismo que se encuentra en trámite, razón por la cual se debe cumplir con el proceso que marca la ley. De eta forma, la colocación de los sellos de forma precautoria, forma parte de este proceso legal, con lo cual se garantiza el pago pendiente, se quita la preocupación natural de la autoridad y se respeta el estado de derecho que cumple cabalmente Grupo Alemán”

De impuestos y responsabilidad social

En meses recientes, Interjet se ha man tenido en el ojo del huracán debido a que se hicieron públicos los adeudos fiscales que la compañía tenia desde 2013.

A mediados de agosto del año pasado, el SAT anunció que embargaría el 10 por ciento de las ganancias de la aerolínea para cubrir el pago de impuestos pendientes.

Desde entonces, la firma se ha hecho acreedora a cientos de criticas por parte de los consumidores quienes reclaman la poca responsabilidad de la firma en cumplir estas responsabilidades.

Desde la óptica de mercadotecnia, el caso se relaciona con temas éticos serios sobre la operación de las empresas involucradas, situación que a los ojos del consumidor, mismo que juzga cada vez con mayor rigor las acciones de responsabilidad social de las empresas, tiene un impacto importante en cuanto a percepción de imagen y reputación se refiere.

Todas las aristas de acción sobre las cuales se mueven las empresas en su afán por ser reconocidas como socialmente responsables, funcionan como indicadores de un parámetro social mayor cuando de calcular el bienestar del consumidor hablamos: la pobreza.

Las cantidades de efecto relacionadas con la evasión fiscal o la falta de impuestos, a decir de diversos especialistas, empobrecen al mundo. Según cifras de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), cada año se pierden a nivel mundial 240 mil millones de dólares por evasión fiscal.

Al hablar específicamente de los impuestos corporativos, la organización Oxfam refiere que estas cuestionables prácticas tienen un costo para los países no desarrollados de 100 mil millones de dólares, lo que representa los ingresos suficientes para proporcionar educación a 124 millones de niños y prevenir la muerte de 8 millones de madres, bebés y niños al año.

Con esto en mente, las marcas tendrán que asumir no sólo en imagen, sino en hechos la postura socialmente responsable que han profesado con fuerza durante los últimos años, más aún en momentos tan complejos como los que atraviesan diferentes mercados, en donde el consumidor demandará no sólo responsabilidad, sino un compromiso real, concreto y a largo plazo de sus marcas con las deficiencias de su entorno.

 

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299