Durante la mañana de este martes, como tendencia patrocinada, apareció como tema de interés el hashtag #GratisEnSpotify. La etiqueta presume ser parte de la estrategia de promoción realizada por la plataforma de música en streaming para impulsar la actualización de su aplicación en la que los usuarios que acceden de forma gratuita podrían acceder a diversas funciones que hasta ahora sólo estaban disponibles para los usuarios de pago.

Hasta ahora -y una vez más indicando que se trata de una tendencia patrocinada-, el hashtag #GratisEnSpotify ha generado un millón 086 mil 141 impresiones con un total de 658 mil 662 cuentas alcanzadas, de acuerdo con datos de Tweetreach.

Los comentarios que giran alrededor de la etiqueta son diversos. No obstante, llama la atención los reclamos de algunos usuarios que se manifiestan inconformes con la medida de abrir algunas funciones para la versión free. En este sentido, aunque algunos consumidores están conociendo esta iniciativa gracias a este esfuerzo, otra tantos que son suscriptores del servicio en su versión premium han reclamado a la marca por la medida, misma que ha sido calificada como una traición.

En este sentido, es importante mencionar que las funciones que la nueva versión de la app dejó abiertas para los usuarios libres de pago son las siguientes:

  • Eliminó los límites de escuchar canciones en modo shuffled y liberó más música a la carta.
  • Aun sin pagar, los usuarios podrán escuchar 15 de las listas de reproducción más populares de Spotify, incluyendo Discover Weekly, que representa unas 750 pistas o 40 horas de música cada día.
  • Además podrán acceder a playlist asistidas, un sistema de recomendaciones que utilizará todas las playlist que el usuario haya creado, incluyendo sus títulos y canciones, para sugerir temas cada vez que se hagan búsquedas para añadir un nuevo título a una lista de reproducción.
  • También habrá un nuevo modo de poco consumo de datos, que hará que la reproducción de canciones consuma hasta un 75 por ciento menos de datos. Con esta función, los usuarios gratuitos tendrán una alternativa a las descargas de la modalidad de pago que les permita no fundirse su tarifa mensual en la reproducción de música cuando no tienen una WiFi a mano.

Con esto en mente es importante mencionar que, hasta el primer trimestre de 2017, Spotify sumaba más de 50 millones de usuarios premium. Sin embargo, la firma detectó 2 millones de usuarios que pudieron aportar ingresos a la compañía, pero utilizaron software para evitar la publicidad.

Aunque uno de los objetivos de esta apertura es capitalizar, de alguna manera, el interés de estos 2 millones de personas en la plataforma, más aun si consideramos que el 80 por ciento de los usuarios de la versión gratuita hacían clic en los anuncios, es probable que la marca deba de pensar en un valor agregado que pueda entregar a sus usuarios premium, mismos que ahora mismo sienten que la propia marca desvalorizó su oferta de pago.