• En 2019, según World Motorcycles Market, las ventas globales de motocicletas registró una caída de 1.6 millones de unidades.

  • Durante el primer semestre de 2019 Harley Davidson supuso una caída de beneficios 22,4 por ciento.

  • Android llegará a las motocicletas de Harley-Davidson, la marca dará soporte técnico a todas las motos fabricadas para 2021.

 

En 2019, según World Motorcycles Market, las ventas globales de motocicletas registró una caída de 1.6 millones de unidades. Pese a las pérdidas la tendencia del mercado sigue siendo positiva. Según cifras del estudio de World Motorcycles el mercado más grande es India, y éste perdió 3,1 millones de ventas, aunque el mercado europeo aumentó y China despuntó a finales del año, la industria no pudo mantener su buen paso.

La industria disminuyó a 60,1 millones de unidades, de tal manera perdió 1,6 millones con respecto al 2018. Una de las marcas afectada es Harley Davidson, sin importar que esta sea una de las marcas más reconocidas la marca vio afectadas sus ventas en 2019, tan solo durante el primer semestre de dicho año supuso una caída en beneficios del 22,4 por ciento.

Según la compañía esos números responden al menor volumen comercial en la primera mitad del curso. Bajo este panorama no es sorpresa que la firma de motocicletas busca la manera de hacer más atractiva su oferta. Ahora trabaja en conjunto a Google para poder inscribir el sistema operativo Android en sus nuevos modelos.

Android auto en las Harley Davidson

Aproximadamente en 2014 Google creó el sistema operativo para poder sincronizar el teléfono celular con los autos y así poder conectarse a internet y mostrar información en la pantalla del vehículo. Este sistema operativo trae consigo la posibilidad de ingresar a diferentes aplicaciones como mapas, un navegador, música entre otras, la idea es que mediante comando de voz se permita utilizar el sistema operativo.

En general Android auto es por tanto un sistema diseñado para el coche que permite acceder a las aplicaciones del móvil desde la pantalla de auto, y todo con un interfaz tan sencillo y básico para no distraer al conductor.

Ahora este sistema operativo llegará a los vehículos de Harley-Davidson, la marca dará soporte técnico a todas las motocicletas fabricadas para 2021. Sin embargo la empresa no se limitó solo a sus nuevas generaciones también permitirá, mediante una actualización de software, a que los usuarios con autos más antiguos puedan ingresar a la tecnología.

A través de la plataforma Box GTS Harley Davidson informó que ahora todos los modelos a partir de 2021 serán compatibles con Android, sin importar que los modelos de Harley-Davidson ya eran compatibles con Apple CarPlay. Esta colaboración se une a los múltiples esfuerzos de la empresa por reforzar sus ventas, entre éstos están los proyectos de la Harley Davidson eléctrica.

Android Auto será integrado en la caja de 6.5 pulgadas, esto traerá la posibilidad de usar Google Maps, Spotify, llamadas a través de manos libres, consultar mensajes. Según los datos de la compañía esta actualización estará disponible en verano de este año, y el próximo año estará disponible por default en las motocicletas.

Apuesta por tecnologías

Según proyecciones de la Electronic Privacy Information Center estadounidense en 2018 ya había 40 millones de coches conectados a un sistema de reconocimiento de voz, para 2020 serán 12 millones. Un analista de la cadena llegó a afirmar que dentro de cinco años los nuevos vehículos, vendrán diseñados con un sistema operativo diseñado desde fábrica. Poco a poco esta tendencia comienza a ser una herramienta necesario para el mercado y sin duda las empresas que seguramente se van a posicionar como protagonistas de estas innovaciones serán Amazon, Apple, Samsung y Google. Es decir las compañías que ya trabajan con sistemas operativos basados en comandos de voz.

Además este tipo de herramientas también le abriría la puerta a un nuevo tipo de publicidad. También estos ejercicios ayudarán a formar perfiles de comportamiento y consumo de los usuarios, ya la revista Fortune observa a estos coches y a estos sistemas operativos como un espía más para adivinar los comportamientos de los consumidores.