Google se prepara para incursionar en el retail con su primera tienda independiente

La lista de gadgets y productos de Google, que incluye el popular parlante inteligente Google Home, la línea de teléfonos Pixel y el dongle inteligente de Google Chromecast.

Google
Foto: Bigstock

Google pronto tomará el control de un espacio de mil 300 metros cuadrados de espacio comercial en el distrito de empacadoras de carne de Chicago, en el que se espera que la compañía su primer retail independiente, según un informe en el Chicago Tribune.

El acuerdo aún no se ha finalizado, pero se espera que el contrato se firme pronto, informó el periódico este jueves a través de un vocero.

Cuando el medio cuestionó a Google sobre el asunto, el corporativo respondió que la compañía no hace comentarios “sobre rumores y especulaciones”.

Si la historia es precisa y el trato se completa, tiene sentido, ya que la lista de gadgets y productos de Google, que incluye el popular parlante inteligente Google Home, la línea de teléfonos Pixel y el dongle inteligente de Google Chromecast, es extensa y está en crecimiento todo el tiempo.

Hasta ahora, Google se había mantenido satisfecho en ser sólo un distribuidor de su producto, que consistía principalmente en grandes cadenas como Best Buy, o tiendas pop-up temporales. Algunos de los mayores rivales tecnológicos de la compañía, como Apple, Microsoft y Amazon, establecieron sus estrategias tradicionales hace mucho tiempo.

En 2013, se filtraron noticias de que una barcaza amarrada en la isla del tesoro de San Francisco estaba secretamente controlada por Google. Aunque muchos especularon que la compañía utilizaría el barco como un centro de datos flotante, eventualmente resultó ser una sala de exposición para Google Glass y otros dispositivos.

Ciertamente, parece que el espacio se convertirá en una tienda minorista de Google.

El retail estadounidense está sorprendido por la suerte que corrieron cadenas como Toys R Us, American Apparel y recientemente Brookstore; sin embargo, lo que ha resultado en oportunidad para cadenas como Macy’s o Amazon, que tienen un rendimiento sorpresivo frente a sus competidores.