Google prohíbe la publicidad engañosa de pseudo tratamientos médicos

Google prohibe anuncios de pseudo tratamientos médicos
Google prohibe anuncios de pseudo tratamientos médicos

Google ha dado a conocer la información a través de su blog, en el cual ha comunicado que la publicidad de aquellas supuestas técnicas médicas cuya base científica no esté probada, estará prohibida en el buscador.

Ha sido la responsable de las políticas de publicidad de la compañía, Adrienne Biddings, quien ha escrito que se trata de “Un paso necesario para frenar la mala reputación que estaba creando Google”, pues los usuarios se ven expuestos a publicidad que puede considerarse engañosa al no tener estos tratamientos una base biomédica o científica.

Después de todo, quien no ha buscado alguna respuesta a dudas medicas en internet con la consecuente aparición de anuncios que ofrecen –en muchos casos– soluciones “supuestamente” medicas que realmente no han sido validadas y en las que por desconocimiento o desesperación, pueden caer los usuarios.

Tal como explica Biddings en el blog de Google “Hemos visto un aumento en los malos actores que intentan aprovecharse de los individuos, ofreciendo tratamientos engañosos no probados. A menudo, estos tratamientos pueden conducir a resultados peligrosos para la salud y sentimos que no tienen cabida en nuestras plataformas”.

Así mismo, ha señalado que tampoco se permitirá la publicación de aquellos tratamientos que aleguen estar aun en fase de estudio. Se necesitará tener “pruebas clínicas formales para justificar el uso clínico generalizado” y por ende, pasar la prueba para poder anunciarse.

De esta forma, Google busca renovar la confianza en los anuncios médicos que ofrece, pues la proliferación de publicidad con ‘curas milagrosas’ para enfermedades como el cáncer o la esclerosis lateral amiotrófica (ELA) están a la orden del día.

Uno de los puntos en lo que están siendo especialmente estrictos en este sentido es en prohibir la publicidad de la mayoría de terapias con células madre, pues consideran que la gran mayoría de estas son publicidad engañosa que se aprovecha de pacientes gravemente enfermos con curas que no son tales.

Google también ha aclarado que lo que si mantiene es la publicidad de los ensayos clínicos y hallazgos de investigadores que cumplan con las credenciales de la comunidad científica internacional.