Google Buzz…ted?

Por León Felipe Sánchez Ambíaleon-felipe1
Correo electrónico: [email protected]
Twitter: lion05

Hace pocos días, Google lanzó un nuevo servicio: Google Buzz. Dicen algunos que es una mezcla entre Google Wave y Gmail. Por otro lado, @zolliker (gurú [email protected]#& diaverdá) me dice que es, tal cual, un friendfeed. Yo comencé a utilizarlo ayer. En realidad todavía no termino de entender como funciona, sin embargo, ya se han escuchado voces de preocupación en relación a algunas de sus características.

La queja es una principalmente: Google Buzz puede amenazar nuestra privacidad. Insisto, al ser nuevo en su uso, no puedo hablar aún por experiencia propia pero si puedo opinar sobre lo que he leído en blogs y foros.

La primera característica que fue criticada y posteriormente arreglada, en dos ocasiones, por Google, fue la del auto-follow y follow-back. Esta característica se pensó para hacer la experiencia de la activación de la cuenta de Buzz lo más sencilla posible, sin embargo la preocupación de los usuarios se manifestó en el sentido de que no les agradaba, por un lado, el hecho de tener que seguir en automático y que fueran seguidos en reciprocidad por personas que figuran en la lista de correos que han enviado con mayor frecuencia, y por otro, el mal entendido que se dio en cuanto a si eran públicas las listas de gente que se sigue. Google corrigió esta situación modificando el esquema para agregar y ser agregado como contacto, requiriendo nuestra confirmación para agregar contactos y dándonos la capacidad de bloquear a aquellas personas que no queremos que nos sigan.

La segunda característica que provocó comentarios de preocupación fue la de activar la vinculación en automático de las cuentas de Picasa y Google Reader. Mucha gente no quiere compartir toda su actividad en línea con todos sus contactos. Las razones pueden ser tan diversas como se les ocurra, el punto es que con esta característica se abría la puerta a gente que quizás no se quería tener en contenidos reservados a otra audiencia. Google aclaró que el contenido visible para los contactos vinculados en Google Buzz era el mismo que los usuarios ya difundían como público dentro de la cuenta del servicio que correspondiera, es decir, no se mostraba nada que no fuera hecho público con anterioridad y no se otorgaba acceso a contenido marcado como privado o limitado a una cierta audiencia por el usuario.

La tercera característica considerada inquietante por algunos usuarios fue la función de geo-referenciación en teléfonos móviles. Entiendo que esta función transmitía tu ubicación a tus contactos. Como lo comentaba con buenos [email protected], esta es una función que puede funcionar muy bien en Suiza, por ejemplo, pero en el caso concreto de la Ciudad de México, hay muchas razones por las que uno no quiere o no debe compartir su ubicación tan abiertamente. También se consideró un poco invasiva en el sentido de que mostraba publicidad en función de nuestra localización. Por ejemplo, a un buen amigo le sugirió comerse una hamburguesa en un restaurante cercano a donde se encontraba en ese momento. En lo personal esta característica no me preocupa.

La última crítica y la más elemental desde mi punto de vista, es la de poder tener la capacidad de activar o desactivar el servicio. La pregunta que muchos se hacen es ¿porqué me activan un servicio que no estoy pidiendo? Pues Google actuó en consecuencia y agregó un panel dentro de las preferencias de Gmail para poder activar o desactivar el servicio de Google Buzz.

Google es hoy una empresa que tiene mucha información acerca de nosotros. Tiene, en algunos casos, nuestros correos, nuestros chats, la información de nuestros contactos, nuestros hábitos de navegación, nuestra ubicación geográfica, etc. ¿Hasta donde la concentración de información se convierte en una invasión de la privacidad? Lo he comentado muchas veces y lo reitero, la información que nosotros mismos ponemos en la red o redes a las que pertenecemos es nuestra responsabilidad. Nosotros decidimos que tanto mostramos, pero ¿qué pasa con lo que no tenemos opción para decidir si queremos o no mostrar? Creo que vendrá un debate aún más intenso sobre este tema en los próximos meses, más si consideramos que en México se discutirá el dictamen sobre la Ley Federal para la Protección de los Derechos de los Usuarios de Internet, en donde se contemplan medidas que protegen la privacidad y los datos personales de los usuarios.

Son las Leyes de Mercado. Asesórese con su abogado.
Más columnas de este autor