CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

GM, Chrysler y Nissan: las marcas ganadoras en exportación hacia EU

EN JUNIO DE 2020, LA INDUSTRIA AUTOMOTRIZ REPUNTÓ Y LAS MARCAS GANADORAS SON: GM, CHRYSLER Y NISSAN

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
  • Después de la caída de las importaciones en Estados Unidos ocasionada por la pandemia de COVID-19
  • La Oficina del Censo informó hoy que México se posiciona como el primer socio comercial de importaciones del país vecino
  • La industria automotriz ha repuntado y las marcas ganadoras son: General Motors, Chrysler y Nissan

 

Luego de que en 2020 las importaciones en Estados Unidos –el país con más importaciones a nivel mundial– cayeron un 8.09 por ciento respecto a 2019. Este jueves, la Oficina del Censo informó que México se posiciona como su primer socio comercial, y teniendo en cuenta la caída de sus importaciones, nuestro país recuperó de enero a julio de 2021 parte de lo perdido en el total de importaciones hacia el país vecino, quien recibe autos (autopartes), computadoras y teléfonos por parte de México. Este artículo se enfocará en la industria automotriz, que es uno de los sectores que se han vuelvo a posicionar en la nueva normalidad, pues en junio de 2020, las exportaciones repuntaron 1,200 por ciento. En este sentido, las marcas que se están viendo más beneficiadas, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) son: GM, Chrysler y Nissan. 

 

¿Qué países compiten contra México?

A nivel mundial las importaciones de la industria automotriz cayeron en 2020 debido a la pandemia por COVID-19, porque no había suficientes semiconductores para los automóviles y hubo paro de actividades por confinamiento. Con la buena noticia que la Oficina de Censo anunció, México ocupa una participación del 14.7 por ciento de enero a julio de 2021, seguido de Canadá con 14.6 por ciento y China con 13.8 por ciento. Aquí hay un dato curioso, China continúa año tras año con una tendencia decreciente en sus importaciones hacia Estados Unidos, su cuota en 2017 fue del 20.6 por ciento y en 2017 se disminuyó a 17.2 por ciento. Ello, se debe a que no cuenta con un tratado de libre comercio y a la guerra comercial de producción que tiene con Estados Unidos. Por su parte, Canadá sigue estancado en el 13 por ciento desde 2018. 

En cuanto a ganancias en el mes de julio, México obtuvo 31,908 millones de dólares, lo que implicó 9.8 por ciento más en junio. Las de Canadá aumentaron 29,979 millones de dólares y las de China se aminoraron 40,368 millones de dólares. 

 

¿Qué marcas ganan importando autos en México?

En 2020, datos de Statista indican que Estados Unidos ocupó la primera posición del ranking de los principales países destinos de las exportaciones mexicanas, al exportar 2.135.041. Canadá ocupó la segunda posición al importar aproximadamente 167.000 vehículos; sin embargo, se quedó a más de casi dos millones de la calidad importada por Estados Unidos. En julio de 2020, los envíos crecieron más de 30 por ciento, pese a este avance comenzó a ver un retroceso en septiembre. 

Siguiendo datos del INEGI, en ese año, los modelos de vehículos ligeros con mayor volumen de exportación de México a Estados Unidos fueron GM Silverado 2500 Doble Cabina con 192.174 unidades importadas; Chrysler RAM 2500 con 181.720 unidades, Toyota Tacoma con 154.386 unidades; GM Equinox SUV- con 147.061 unidades y Nissan Sentra con 110.061 unidades. Entonces, las marcas de automóviles que ganaron en exportación de modelos de vehículos ligeros fueron: General Motors, Chrysler y la compañía japonesa, Toyota. 

Sin embargo, el ranking de las tres marcas con más modelos vendidos –y no solo ligeros– fueron: General Motors, Chrysler y Nissan. En total, en los meses de junio y septiembre, General Motors envío 281,759 unidades; Chrysler 148,812 unidades; Nissan 119,511 unidades; Volkswagen 96,773 unidades y Toyota 67,591 unidades.

Después de los obligados meses de confinamiento y cierre de actividades, General Motors repuntó más de 8,000 por ciento con respecto a el mes de mayo de 2020 y sus exportaciones se desaceleraron un 3 por ciento en agosto. La caída se fortaleció en septiembre con un 6 por ciento menos. Pero esto, no le impidió ser la marca más exportada de autos con 282,568 unidades de mayo a septiembre. Durante el mes de mayo vivió su momento más crítico con 809 unidades exportadas. 

En cuanto a Chrysler, sus ventas crecieron 9,012 unidades de agosto a septiembre y ha mantenido la tendencia a la alza pasando su mes más crítico, que fue mayo con 268 unidades exportadas. 

Ahora bien, Nissan en mayo mantuvo ventas más altas que las marcas anteriores, exportó 3,401 unidades, unos cuantos miles más comparadas con la abruptas bajas de General Motors y Chrysler. Sin embargo, de junio a julio bajo más de mil unidades y, en agosto y septiembre se volvió a posicionar. 

Aunque la industria automotriz haya tenido un repunte durante 2020 y sea uno de los exportadores de automóviles de Estados Unidos, la producción de vehículos  y el valor de las exportaciones del sector automotriz cambio radicalmente con la pandemia.

Datos de Statista informan que, de enero del 2019 a marzo de 2020 había estabilidad en las exportaciones con un máximo de 13.155,21 millones de dólares. Una vez entrada la pandemia, en abril  y junio de 2020 cayó hasta 1.352,54 millones de dólares, ¡es una diferencia abismal! Esto se debió a la suspensión de actividades “no esenciales” y al confinamiento, lo cual contrayó la actividad económica de la industria, disminuyendo la demanda; asimismo, en México se cerraron parcialmente las plantas ensambladoras y productoras de partes. 

En junio de 2020 se comenzó a recuperar la industria porque se retomaron las actividades, pero hubieron marcas que redujeron su producción para septiembre de ese año, como fue el caso de Ford y Honda. Pese a ello, la tendencia a la alza de exportaciones en millones de pesos ha continuado.

Sin duda, la pandemia fue una mala racha para todas las industrias y la automotriz no quedó fuera de ser golpeada, en cuanto a demanda, en los cambios de las líneas de producción y en la exportación. El COVID-19 evidenció la vulnerabilidad de la industria automotriz: primero por ser una industria dependiente de la importación de autopartes y por estar integrada a la industria de Estados Unidos, es decir,  depender en los proveedores y en el consumo, ¿qué pasaría si la industria automotriz mexicana decidiera mirar para otros horizontes y diversificara su mercado? Sin duda, las marcas como General Motors, Chrysler y Nissan, se verían más beneficiadas. 

 

Ver más:

Otros artículos exclusivos para suscriptores