Gestión de datos y sus beneficios para las marcas

Big Data
Imagen de Bigstock
  • Una correcta gestión de datos permite a las marcas planificar mejor el tipo de experiencias diferenciadas y personalizadas para los clientes.

  • El resultado de aplicar estrategias de esta naturaleza se traduce en lealtad por parte del cliente y en generación de valor a largo plazo.

  • Lo que hace realmente una experiencia omnicanal es la centralización de los datos y el verdadero aprovechamiento de estos.

A través de una adecuada gestión de datos e información, las acciones de marketing pueden potenciar sus alcances y generar estrategias más dinámicas para los clientes a través de conectar mejor con ellos.

Una correcta gestión de datos permite a las marcas planificar mejor el tipo de experiencias diferenciadas y personalizadas para los clientes,  basadas en una comprensión más profunda de ellos, lo cual también permite a las empresas y las marcas ofrecer promociones de marketing altamente orientadas y relevantes.

El resultado de aplicar estrategias de esta naturaleza se traduce en lealtad por parte del cliente y en generación de valor a largo plazo. Por otra parte, esta fidelización del cliente, se pueden beneficiar de los datos y la centralización de estos en estrategias que sean de utilidad para ambas partes.

Esto se logra por ejemplo, en la omnicanalidad, la cual representa una armonía de todos los canales de una empresa, tienda física, en línea, aplicaciones, catálogos impresos, digitales, etc.

Las estrategias de marketing a partir del uso de datos permiten a los clientes llevar a cabo las compras deseadas sin importar el medio y el momento, lo que su vez, ayuda
a la empresa a afianzar los lazos con sus clientes gracias al aprovechamiento de cada interacción con ellos.

Sin embargo,  lo que hace realmente una experiencia omnicanal es la centralización de los datos y el verdadero aprovechamiento de estos, lo cual se traduce en experiencias de valor y personalizadas para los clientes.

Otros beneficios que obtienen las marcas a partir del uso inteligente de datos son las conversiones up-selling (productos similares) y crossselling (productos complementarios), además de la posibilidad de tener una visión 360º de los datos para optimizar los procesos y vínculos entre la data del producto, clientes y proveedores.