George Clooney es el maestro de la mercadotecnia y estas han sido las lecciones que ha dado

George Clooney es un ejemplo de la capacidad que tienen las marcas personales de comercializar productos con la ayuda de su imagen.

Dentro de la mercadotecnia se han desempeñado diversas marcas personales, en una acción con la que parece, el mercado busca destacar con estrategias que se superan cada vez más.

Las marcas personales son un interesante segmento de estudio que nos lleva a observar la influencia que tienen en redes sociales, su capacidad de colaborar con marcas comerciales en estrategias publicitarias y la flexibilidad con la que cuentan para lograr participar con productos propios dentro de categorías de consumo.

Veamos qué pasa cuando las marcas personales se desempeñan dentro de redes sociales como influencers. El ejemplo más claro lo ofrece Selena Gómez, quien a través de su cuenta de Instagram publicó una imagen en la que aparece junto a una Coca Cola, convirtiéndose en la fotografía con mayor número de reacciones en la historia de la plataforma.

El marketing de influencia ha llegado a tal grado, que para este 2017 se espera que esté integrado en todas las actividades de mercadotecnia, esto de acuerdo a cifras de Statista estimates; Traackr; TopRank Marketing y Altimeter.

Resulta interesante descubrir desde esta perspectiva, cuáles han sido las lecciones que nos han dado personalidades como George Clooney, ahora que sabemos que vendió su tequila Casamigos por mil millones de dólares a Diageo, el grupo dueño de Tequila Don Julio.

1. Clases de efecto halo
La colaboración publicitaria entre George Clooney y Nespresso se ha convertido en uno de los mejores ejemplos de efecto halo que podemos encontrar en la historia que se ha escrito sobre este concepto, desde que Phillip Kotler lo identificara en su obra de Mercadotecnia.

Gracias a esta colaboración se logró una campaña que ha logrado permanecer por décadas, por lo que el concepto creativo solamente se ha actualizado, pero manteniendo la misma línea discursiva de colaboración con el actor.

2. Marketing de influencia
La mejor estrategia para promocionar un tequila es bebiéndolo y esta apuesta se convirtió en el contenido generado por parte de las cuentas de redes sociales de tequila Casamigos, donde se mostraba al actor y dueño de la bebida consumiéndola.

3. Flexibilidad de marca
La flexibilidad de una marca personal le permite impulsar productos como una bebida alcohólica, en un mercado donde la reputación y experiencia de marca resultan fundamentales para lograr una estrategia comercial exitosa.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299