El mercado de redes sociales se ha caracterizado por la democracia que representan estas plataformas, donde encontramos que el mensaje que es publicado por las marcas deja de ser un simple comentario y se convierte en una extensión de los valores con que cuenta la compañía.

Comunicar a través de redes sociales ha sido una ardua tarea con que las compañías parecen encontrar nuevas oportunidades de interactuar con las audiencias, acostumbradas a ver estrategias publicitarias y de contenido en otro tipo de canales como anuncios de televisión, en videos de YouTube o dentro de anuncios tipo banner.

A pesar de que la pauta publicitaria ha encontrado en este tipo de canales, plataformas adecuadas para comunicar con el mercado, la interacción que han encontrado en redes sociales ha sido definitiva.

Esto ha llevado a que para 2017 se estime que los ingresos por publicidad en redes sociales alcance ingresos por 41 mil millones de dólares, según eMarketer.

Para SmartInsights.com, el social media marketing se convirtió en la cuarta técnica más efectiva dentro del marketing digital, en un estudio que elaboró a nivel mundial.

Explorar este escenario digital nos sirve para ver el impacto que ha tenido un mensaje que Gatorade México ha publicado en el que asegura que la clavadista Paola Espinosa ha obtenido la mejor medalla de todas, esto en alusión a que se convirtió en mamá.

“Paola, Felicidades por obtener la medalla más grande de todas: Ser mamá”, cita el mensaje de Gatorade que ha provocado todo tipo de mensajes negativos en contra de la compañía.

Este tipo de acciones nos llevan a observar la importancia del contexto cuando se ejecutan mensajes en redes sociales, por lo que las marcas deben entender que la comunicación a través de estas plataformas es un tema delicado que debe de pensar en que la proporción con que genere reacciones positivas, también serán negativas cuando se cometen errores en la ejecución.