Tras 8 años de haber salido al aire, este fin de semana llega a su fin uno de los que puede considerarse entre los mejores contenidos que ha presentado HBO en los últimos años, se trata de Game of Thrones, serie que, tras 8 temporadas, verá su episodio final este domingo, uno que podría determinar por completo si el trabajo de años que realizaron los creadores David Benioff y D. B. Weiss, basado en la obra de George R. R. Martin, será un rotundo éxito o terminará como una más de esas series que terminaron decepcionado al público en el final.

Si bien lo anterior será un juicio que se generará cada espectador, es posible decir que las cifras muestran un reflejo claro del progreso que ha tenido esta serie desde su inicio hasta el final que estamos por presenciar, y con ello es más fácil comprender si se trata de una serie exitosa o no.

Game of Thrones: Un contenido fuera de lo común

Tradicionalmente, los contenidos televisivos y en otros medios nos han acostumbrado a la típica historia donde todo termina con un final feliz, donde los buenos siempre ganan y los malos terminan pagando sus crímenes, y parece que cambiar la dinámica puede que haya sido una de las claves para que esta serie ganara popularidad, trabajar con la idea desde un inicio de que cualquier personaje puede morir sirvió para que lograra diferenciarse del resto y mantuviera la expectativa entre la audiencia. Según datos de Nielsen y Business Insider, en 2011, año en que debutó la serie, apenas se contaba con una audiencia de 2.05 millones de personas en los Estados Unidos, una cifra un tanto modesta, pero ya para la sexta temporada de la serie, en 2016, la audiencia se había triplicado, y para la séptima era aún más grande.

A lo largo de los años y distintos episodios, la gente ha quedado impactada con los acontecimientos en la serie, especialmente aquellos que no han leído las obras de George R. R. Martin, en su momento fue posible ver miles de reacciones de personas a través de las redes sociales en la llamada “Red Wedding” del episodio “The Rains of Castamere”, lo mismo con el episodio llamado “Hardhome” de la quinta temporada y muchos otros más, es decir, la serie cuenta con una fórmula para lograr dar de qué hablar y dejar la intriga en la audiencia e ir sumando más adeptos.

A lo largo de los años, su trama le valió para consolidarse entre el gusto de las audiencias, según lo detalla Business Insider, durante 2014 logró su punto más alto convirtiéndose en la serie más icónica de ese año. Sin embargo, hoy, de acuerdo con diversas fuentes, se mantiene en la cima del éxito, por ejemplo IMDb la destaca como la serie más popular con una calificación de 9.5, muy por encima de otras como Lucifer, The Big Bang Theory, Grey’s Anatomy, The Walking Dead e incluso Breaking Bad. Su popularidad de ha valido para recibir diversos reconocimientos a lo largo de los años, tanto para la serie como tal como para el reparto.

Los triunfos del Game Of Thrones

El éxito de una serie no solo puede medirse por la popularidad que tiene entre las audiencias, también se pueden contemplar desde la perspectiva del reconocimiento que recibe por parte de los críticos y expertos en este segmento. Y cuando se trata de Game of Thrones, las cifras pueden considerarse considerables, de todas las nominaciones que ha recibido a lo largo de los años, ha conseguido 239 premios y 715 nominaciones. Por mencionar algunos galardones importantes donde ha conseguido ganar están los Emmy Awards, los Golden Globles, los BAFTA, e incluso en el famoso libro de los récords Guinness cuenta con algunos títulos “destacables, por ejemplo, en 2015 obtuvo el título del show de TV más pirateado y el de la mayor cantidad de espectadores que han compartido un solo archivo de un torrent simultáneamente y en 2016 el del show “in demand” más visto.  Si bien los primeros récords mencionados no son nada positivo para la serie, si son un reflejo de lo lejos que está dispuesto a llegar el público para consumirla.

Además de lo anterior, esta serie se ha convertido en una piedra angular de HBO, según lo detalla Stash Learn, citando a The Hollywood Reporter, la franquicia de Game Of Thrones tiene un valor de mil millones de dólares guiando 30 millones de espectadores por episodio para el canal, solo en Estados Unidos.

El papel que asumió Game Of Thrones sin duda ha logrado que la cadena haya mejorado su presupuesto para el programa, con el fin de mantenerlo en la cima, tal como se observa en la gráfica de abajo, durante la primera temporada el costo promedio de cada episodio fue de entre 5 y 6 millones de dólares, mientras que en la última este ya era de entre 12.5 y 15.

No obstante, esto también obedece a la necesidad de seguir produciendo una serie de calidad, la cual implica que hay escenas a desarrollar y que no son nada baratas, como las batallas, los desnudos, las tomas en ciertas locaciones, etc. Pero aun así, parece que esto no ha sido un problema para HBO.

Lo que es un hecho, es que la firma se encuentra ante el último impulso que le logrará dar la serie, pues como ya sabrás, Game of Thrones termina este domingo, y en cierto sentido ha dejado mucho que desear.

La última temporada

Si has seguido la conversación respecto a la serie en las redes sociales y la información que hemos compartido en las últimas semanas en el sitio, notarás que la octava y última temporada no es lo que muchos esperaban, tal como lo compartimos hace poco en una de nuestras gráficas del día, las calificaciones que han recibido los últimos episodios no son las mejores si se comparan con las que obtuvo la serie a lo largo de las 7 temporadas previas. ¿A la audiencia le está gustando la última temporada de Game of Thrones? 

Los principales argumentos de las personas que critican actualmente a la serie son el hecho de que las cosas se han acelerado mucho y que los diversos arcos en la historia se han desviado o perdido por completo de la nada. La inconformidad es tal que incluso han surgido peticiones en Change.org para que se haga un remake de esta última temporada.

Game of Thrones-Remake

Pero con todo y estos hechos, la gente sigue enganchada a esta historia, basta con contemplar el hecho de que el penúltimo capítulo (“The Bells”) fue el de mayor rating, 12.48 millones de personas lo vieron, y seguramente será difícil que quienes hayan seguido la serie se quieran perder el desenlace que tendrá este domingo.

¿Qué viene después de Game of Thrones?

El final de esta serie tan popular no solo será duro para los fans, también para HBO, pues como ya mencionamos más arriba, se trata de uno de los mejores contenidos que ha tenido el canal. Por ello, parece que habrá buenas noticias para todos, pues en el caso de HBO, dejar atrás esta “mina de oro” no es algo que pueda ocurrir tan fácilmente.

Según lo ha reportado Harpers Bazaar y muchos otros medios, tras la culminación de GOT se habla de que llegará una precuela de la serie que estará basada en las novelas de George R. R. Martin conocidas como “A Song of Ice and Fire”

De acuerdo con el medio, inicialmente se comisionaron al menos 5 ideas diferentes para precuelas o spin offs, sin embargo, por el momento será una precuela la que comenzará su producción este año, para ella ya existe una directora que generará el piloto, se trata de SJ Clarkson, conocida por su trabajo en series como Orange Is the New Black, Jessica Jones, The Defenders, Vinyl, Succession y Dexter, y ya se tiene un reparto que ha ido creciendo conforme avanzan los meses.

Los detalles también revelan que la nueva historia se desarrollará miles de años antes de lo que hoy estamos viendo en Game of Thrones y que el propio George R. R. Martin estará involucrado en el desarrollo. No obstante, no se verá nada al respecto hasta al menos el 2020, así que los fans tendrán que esperar, aunque pueden estar contentos de que habrá más de este universo.