Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Fútbol mexicano en la mira: señalan corrupción en la industria del deporte

Un trabajo de investigación denominado como "El Cártel del Gol", ha puesto en el ojo mediático supuestas prácticas de corrupción en el fútbol mexicano en pleno año mundialista.

Compartir:

fútbol mexicano corrupción

El día de ayer, en el escenario de la “mañanera” del Presidente, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), el fútbol mexicano y la corrupción se volvieron a encontrar, como lo han hecho en otras ocasiones, luego de que se diera a conocer el reportaje “El Cártel del Gol”, firmado por el periodista de ElQuintanaRoo.mx Amir Ibrahim.

Como cualquier otro en el mundo, el fútbol mexicano es un negocio, el cual, de hecho, deja grandes ganancias. Tan sólo en la temporada que recientemente terminó, y de acuerdo con ESPN, los ingresos de esta poderosa industria, en pleno año mundialista, están cercanos a los mil millones de pesos y, de hecho, para el próximo año, se estima que dicha cifra sea alcanzada o, incluso, superada.

Sin duda, el fútbol mexicano está lleno de complejidades, mismas que, en los últimos años, se han puesto más en evidencia; un fútbol que, de acuerdo con diversos especialistas, es muy claro al mostrar la diferencia del poder adquisitivo de los clubes.

De acuerdo con Trasnfermarkt, actualmente, el equipo más valioso de la LigaMX es el Monterrey, los “Rayados”, cuyo valor asciende a los 80.5 millones de dólares. En contraste, el Mazatlán FC es el de menor valor, con 23-1 millones de dólares.

Tomando en cuenta estos datos, hablamos de una industria en la que están depositados una gran cantidad de intereses económicos, tal como sucede en países como Italia, Inglaterra, España, Alemania o Francia, que son las ligas más importantes del llamado “Viejo Continente”.

Desde hace años, la corrupción, como en otras áreas de la vida, ha tenido un fuerte involucramiento en el fútbol, desde amaño de partidos hasta otro tipo de delitos que están relacionados con diversos grupos delictivos organizados.

Recordemos el caso del ex presidente del fútbol brasileño, Ricardo Teixeira, quien fue inhabilitado severamente castigado por la FIFA luego de que se diera a conocer que el ex dirigente participara en una trama de sobornos a cambio de otorgar contratos de derechos de televisión en distintas competiciones.

Por otro lado, una investigación de Proceso en el año 2014 reveló cómo fue que el mexicano Javier “Chicharito” Hernández llegó al Real Madrid luego de que, en el sexenio que comprende entre 2012 a 2018, el grupo ACS, de Florentino Pérez (presidente del club español), se adjudicó un proyecto en México que contemplaba la puesta en marcha de cuatro plantas de tratamiento de aguas.

Es así que, como lo mencionamos al inicio, el pasado lunes, durante la conferencia matutina del actual Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, se hizo un llamado a las autoridades para que investiguen las finanzas y presunta corrupción en el fútbol mexicano.

Esto surgió luego de la publicación “El Cártel del Gol”, del periodista de Amir Ibrahim, el cual revela la manera en la que opera una red de promotores y entrenadores liderada por Greg Taylor y Manuel Velarde, quienes sobrevenden a jugadores a diversos clubes de la LigaMX.

De acuerdo con lo que el propio periodista reveló en entrevista con medios locales, se trata de una red que lleva varios años en el fútbol mexicano y que busca, además de que se castigue a los posibles responsables, hacer un cambio en el interior del deporte mismo.

Por citar un ejemplo, el periodista revela que, con la venta de un sólo jugador, la red del mencionado Greg Taylor obtuvo una ganancia superior a los dos millones de dólares.

La investigación del periodista inició en 2019, en la que indaga sobre tres posibles redes de corrupción que actualmente dominan la industria del fútbol mexicano, dejando de un lado el crecimiento de jóvenes con talento y donde el nombre de la Selección Mexicana de Fútbol está también en juego.

Se sabe que el fútbol es detonador de una gran cantidad de emociones entre los aficionados; muchas veces, para ellos, se trata de una especie de guerra en la que el prestigio de un país está también en juego.

En muchos sentidos, se habla de la justicia que habita en el fútbol, tal como ocurre con el icónico momento en el que un jugador argentino (Diego Armando Maradona) es capaz de “derrotar” a todo un país (Inglaterra) y tomar justicia por los fallecidos de un conflicto bélico entre ambas naciones.

Es por eso que muchas veces, cuando se revelan casos de corrupción en el fútbol, existe una marejada de emociones en los aficionados y México, de hecho, ya lo estuvo, cuando se dio a conocer el caso de los “Cachirules”, impidiendo que México asistiera a la Copa del Mundo de Italia ’90, dejando una gran mancha en el historial del fútbol mexicano.

De hecho, según un análisis de Transparency.org, México es uno de los países donde más se percibe que hay corrupción y, sobre esto, la industria del deporte no está exenta.

Sin duda, el tema dará mucho de que hablar, sobre todo en un año crucial (año mundialista) para el fútbol mexicano, el cual precede a la siguiente edición de la Copa del Mundo del 2026, donde México es una de las tres sedes.

La imagen de balompié en México, una vez más, podría tener un revés importante, tanto o más crítico que el de los famosos “Cachirules”, y la industria del deporte mismo podría verse todavía más mermada en caso de que se comprueben los señalamientos del periodista Amir Ibrahim.

 

 

Ahora lee:

Otros artículos exclusivos para suscriptores