x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Fomentando un mejor entorno de home office para 2021, las claves para los líderes de marca

Si bien el home office trae varios beneficios para las empresas, es crucial que los directivos aborden este desafío con un enfoque adecuado

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
home office
  • 51 por ciento de los empleados piensan mudarse de ciudad ahora que el home office es más popular

  • Tres cuartas partes de los colaboradores tienen fatiga de tantas reuniones virtuales

  • Un número muy similar asegura que están mucho más cansados y sufren de mayor burnout que hace un año

Muchos se han preguntado si el home office se queda o se va luego del impulso que vivió en 2020. La respuesta parece obvia, en especial viendo estadísticas como la que ofrece Business 2 Community. El 78 por ciento de los empleados creen que los formatos de trabajo flexibles y remotos aumentan su productividad y deberían conservarse a futuro. Muchos líderes opinan lo mismo, pero según Marketing Profs, es crucial tener en mente siete claves para que funcione:

No se puede llenar de trabajo a los empleados en home office

Hay algunas empresas que abiertamente han aceptado que los formatos de trabajo remoto les convienen porque los colaboradores le dedican más tiempo a la empresa. Desde el punto de vista de negocio, es genial a largo plazo. Pero desde una visión más humana, y a largo plazo, no es el camino correcto. Es crucial que estos espacios laborales no se conviertan en otra excusa para explotar a los empleados. Hay que evitar a toda costa la incidencia del burnout.

Mantener expectativas realistas

La promesa que la productividad es mayor con el home office, aún sin horas adicionales de trabajo, ha creado ciertas expectativas entre las marcas. Muchos líderes están empezando a exigir mucho más de sus colaboradores, argumentando que deberían poder producir mucho más que antes bajo este nuevo formato. Si bien esto es técnicamente cierto, es crucial que los directivos no dejen de plantear metas objetivas y sigan priorizando entre las diferentes tareas.

Reducir el número de reuniones en home office

De por sí antes del trabajo remoto había una fatiga clara contra las juntas. Ahora que la gente no se puede ver cara a cara pasando por la oficina, es mucho más común que haya llamados al equipo para discutir en conjunto ciertos temas. Es crucial que los jefes se den cuenta que muchas veces, un correo es una forma más efectiva de comunicar cierta información. Así no se les quita tiempo a los colaboradores y no se causa fatiga al interrumpir de repente tareas.


Notas relacionadas


Considerar una compensación mayor

Estar en la oficina implica que los colaboradores no deben de preocuparse de tener todas las herramientas necesarias para llevar a cabo sus actividades. Pero en home office, deben de asumir costos como electricidad, papelería e incluso gasto de agua. Estos gastos, con el paso del tiempo, se acumulan. Es importante que los líderes consideren modificar los salarios de sus colaboradores de forma acorde, ya sea a través de aumentos directos u otros métodos.

Implementar nuevas prestaciones por el home office

Este punto guarda una relación muy cercana con el anterior. Previo a la pandemia, muchas empresas ofrecían servicios como comedor, vales de gasolina y otros beneficios. Es posible que éstos no sean tan útiles en un formato de trabajo flexible o a distancia. En este sentido, es fundamental que las empresas consideren otras formas de complementar la compensación de sus trabajadores. Por ejemplo, a través de vouchers para bienes como sillas, mesas, etcétera.

También el reclutamiento puede ser remoto

Es importante que, si una empresa quiere establecer sistemas de home office a largo plazo, perfeccione el trabajo a distancia en todas sus áreas. Esto significa también en la evaluación de nuevo talento. Los profesionales de Recursos Humanos (RRHH) deberían recibir también  una capacitación para hacer entrevistas de forma online. No solo eso, tener a su disposición las herramientas necesarias para hacer las evaluaciones usuales de talento de forma remota.

Revisar las políticas de re-localización en home office

Si tu empresa permitirá que algunos de sus empleados trabajen completamente a distancia de forma permanente, es necesario que se considere una política de re-localización. Es decir, que se puedan mudar a una ciudad o estado completamente distinto a donde está la empresa. Hay que determinar si eso afectaría en la remuneración o si se deben establecer ciertos límites. Si existe una guía clara para todos los colaboradores, habrá mucho menos roces en el futuro.

Otros artículos exclusivos para suscriptores