Fiesta Inn da muestra de emotional marketing usando un muñeco Woody sin manos de forma magistral

Fiesta Inn - woody
  • Un pequeño de 2 años de edad olvidó su muñeco Woody en uno de los complejos de Fiesta Inn y la firma ideó la forma de convertir el olvido en un vínculo definido con el cliente.

  • El muñeco Woody narró en fotografías lo bien que la pasó en la ciudad de Los Mochis, Sinaloa, cuando el pequeño Damian lo olvidó.

  • Lee: Los 5 escalones en la búsqueda de empleo

¿Qué es lo que más importa a los padres de familia sin importar su nivel socioeconómico, estudios, edad o nacionalidad? La respuesta es simple: sus hijos. Cualquier marca sabe que una vez que los datos permiten determinar datos como este, de ser padres, el camino se vuelve mucho más sencillo.

Sencillas conjeturas pueden permitir al estratega una ventaja definitiva para conectar adecuadamente con el consumidor, tal como sucedió con Alejandro Castro y su hijo Damian y la marca Fiesta Inn.

Los mercadólogos detrás del hotel vieron la oportunidad y la aprovecharon. El pequeño de 2 años de edad olvidó su muñeco Woody en uno de los complejos que maneja la compañía y la idea surgió: cómo convertir un olvido en una experiencia de marca que pueda generar lealtad definitiva.

Para ello, el cliente preguntó al hotel si había manera de recuperar el juguete y al recibir una respuesta afirmativa, regresó por el Woody sin manos de su pequeño. Se encontró con una acción -que aunque no es nueva, pues ha tenido antecedentes desde hace años- continúa teniendo efectividad.

El muñeco Woody narró en fotografías lo bien que la pasó en la ciudad de Los Mochis, Sinaloa, cuando Damian lo olvidó, tal como podemos ver en la publicación del consumidor, emitida por medio de su cuenta de Facebook.

Si analizamos un poco esta situación, podemos detectar que a los dos años de edad es improbable que un pequeño se enganche con una marca porque este detalle de la compañía, pero es que el objetivo final no era él, sino que su papá generó una conexión definitiva con la acción.

Lealtad definitiva

El Word of Mouth (WoM) es estrategia mucho más efectiva que cualquier anuncio, pues según sus estadísticas, 92 por ciento de las decisiones de compra se toman por recomendaciones, mientras que 74 por ciento son resultado de una campaña publicitaria según la Word of Mouth Marketing Association.

Conseguir que un consumidor recomiende a la marca es un proceso complejo que muy pocos logran, en el caso de Alejandro y Fiesta Inn, la compañía logró que el consumidor compartiera con sus amigos el suceso, fascinado a propios y extraños por el gran detalle. Esto es en verdad complicado de lograr.

Con lo que pareciera una acción linda y tierna, pero hasta ahí, en realidad es una estrategia infalible, que -como comentamos previamente- ha sido probada en casos similares.

De hecho, Nielsen Company reveló -en su estudio “Reporte Global de Confianza de la Publicidad”- que la publicidad más efectiva para llegar a los Millennials es el WoM.

Al final todos los usuarios de redes sociales jugamos un papel clave para nuestros seguidores, fungimos como nano influencers, una corriente que previamente hemos explicado que está en ascenso, pues los analistas han detectado que se trata de una práctica mucho más confiable que pagarle a un influencer con millones de seguidores.

Ahora las marcas van aprendiendo que los nano influencers son realmente muy poderosos, no llegan a 10 mil influencers pero son la figura que realmente hace que consuman sus amigos, su círculo cercano.

Fiesta Inn se anotó un golazo con esta idea que aunque no es nueva para muchos de quienes nos dedicamos al marketing y la publicidad, no deja de generar simpatía por el detalle.

Anúnciate en la edición especial "Guía de Compras 2020" de la Revista Merca2.0. Regístrate gratis aquí.

loading...