El lamentable tiroteo en un escuela de Florida que cobró la vida de 17 personas en días pasados se ha convertido en un referente de especial importante para exigir que tanto el gobierno como el sector empresarial fijen posturas en contra de la cuenta de armas en Estados Unidos, en donde las exigencias para que las empresas corten relación con la Asociación Nacional del Rifle (NRA por sus siglas en inglés). Eso movimiento ha llamado al boicot de FedEx y 12 compañías más que, presuntamente, mantiene convenios con la mencionada asociación.

Tal y como reportan desde Business Insider, la mayoría de estas alianzas tiene que ver con la entrega de descuentos a miembros de la NRA, lo que ha decir del movimiento Boycott NRA Partners forma parte del problema de control de armas en Estados Unidos.

Recientemente, el grupo activista Boycott NRA Partners creó un documento en el que de Google en el que enumera a los minoristas que aún son socios de la NRA, para los cuales llama a un boicot.

Entre estas empresas se encuentra FedEx empresa que ya se ha promulgado ante este llamado y ha afirmado que no cambiará su política de descuentos para quienes pertenecen a la Asociación Nacional del Rifle.

En Estados Unidos, cada año mueren más de 11 mil personas asesinadas con armas de fuego.

Desde Adage indican que el servicio de paquetería indicó que  “nunca ha establecido o cambiado las tarifas para ninguno de nuestros millones de clientes en todo el mundo en respuesta a sus políticas, creencias o posiciones sobre los problemas”, por lo que este caso no sería la excepción.

La respuesta que fue publicada el lunes viene después de que el hashtag #BoycottFedEx ha sido incluido en más de 700 publicaciones en Twitter.

Aunque la marca de logística refirió que mantendrá el acuerdo comercial con la NRA, aclaro que si bien respalda el derecho constitucional de los ciudadanos estadounidenses a poseer armas de fuego, sujeto a controles de antecedentes apropiados, apoya las iniciativas que promueven que los rifles de asalto queden fuera de las manos de civiles.

El 50 por ciento de los consumidores reconocer haber comprado por lo menos alguna vez en función de los valores éticos de las marcas.

la decisión de FedEx puede tener una primera lectura positiva si consideramos que los consumidores -cuando menos en la teoría- no ven con buenos ojos que las marcas se involucren en temas políticos y de ciertas regulaciones.

Recordemos que a decir de una investigación realizada por la agencia 4A, aunque el 67 por ciento de los responsables de mercadotecnia creen que los valores cambiantes están haciendo que las marcas se interesen más por la responsabilidad corporativa y el marketing basado en valores, el 58 por ciento de los consumidores no están de acuerdo en que las marcas involucren sus estrategias de mercadotecnia con temas políticos.

Sin embargo, tendrán que considerarse los efectos de lo que representa la decisión de mantener la relación con la NRA. Aunque la compañía ha sido clara en que no comparte del todo la ideología de la asocian de armas, lo cierto es que tanto su postura como su discurso resultan incongruentes, hecho que se suma al significado intrínseco que toma su decisión.

En esta línea es preciso mencionar que las audiencias afirman que ven con buenos ojos a aquellas marcas que toman una postura positiva ante temas como la lucha contra el racismo, la inclusión o la igualdad de género, de acuerdo con cifras de 4A.