Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Fear Marketing, sembrando el miedo para atraer al consumidor

En un momento donde el consumidor ya no es tan inocente como antes; herramientas como el miedo tienen un gran impacto actualmente

Llegar al consumidor no es tarea fácil, y más ahora que la competencia es cada vez más grande, el consumo de medios ha cambiado radicalmente y la fidelidad hacia las marcas ha dejado de ser como antes.

Contrario a lo que pudiéramos pensar, en un momento donde el consumidor ya no es tan inocente como antes; herramientas como el miedo tienen un gran impacto hoy en día para lograr la consideración e incluso llevar a la venta.

Cuando hablo de miedo, no digo espantar a la gente con nuestro mensaje, esto va mucho más allá de simplemente asustar al público. En este caso hablamos de crear un escenario donde la persona vea los riesgos que corre en su vida o de los que quiere y como nuestra marca puede ayudarlo a encontrar la seguridad.

El marketing basado en miedo se enfoca en dos cuestiones principales:

  • Vulnerabilidad: Soy vulnerable ante un hecho o circunstancia
  • Gravedad: Que tan vulnerable soy ante ese hecho o circunstancias

El miedo debe ser real

Aunque suene tentador, el miedo debe ser fundamentado con algo real, no podemos generar miedo en el público con base en algo inexistente, ya que sin una base real nuestro argumento se viene abajo y la marca quedará manchada y desprestigiada.

Hay 3 tipos de miedo que podemos aprovechar de manera ética en nuestra estrategia de marketing:

Miedo a perder
Seguridad, dinero, salud, pareja, status, etc

Miedo a tener
Plagas, enemigos, problemas, envidias, etc

Miedo a ser
Pobre, rechazado, excluido, etc

Crear una estrategia con base en el miedo es una tarea compleja y obvio no para cualquier marca, por tal razón es necesario diseñarla con mucho cuidado y precisión.

4 pasos para crear marketing con base en miedo

Vulnerabilidad

Lo primero es mostrar cuán vulnerable somos respecto a un tema, ya sea a nivel personal, familiar o de comunidad.

En esta etapa ayudamos a hacer conciencia de los riesgos que corremos.

Por ejemplo:

Casi 40% de los hogares en México tienen cucarachas y se dan cuenta cuando ya es muy tarde

Salida a la vulnerabilidad

En este punto damos una salida para librarse del problema de manera práctica y accesible mediante el producto o servicio que ofrecemos.

Ejemplo: Acaba con el problema de raíz con XXXXX el único aparato en Mèxico avalado por el instituto XXXXX para acabar con las cucarachas y otros insectos.

Protección ante el riesgo

Aquí es donde ofrecemos una opción para el futuro, donde evitaremos el problema

Ejemplo: No esperes a que sea demasiado tarde, protege a tu familia con XXXXX producto

Reto al status Quo

Esta parte sirve como refuerzo al momento de la protección ante el riesgo, ya que por lo general se requiere reforzar el mensaje para que no se pierda.

Ejemplo:

¿Vas a seguir exponiendo a tu familia a las cucarachas? Es momento de poner fin a esta plaga…

Conclusión

Utilizar el miedo como un argumento para posicionar una marca es una herramienta válida y poderosa, pero debemos estar consientes que la línea ética es muy delgada y podemos caer en algún exceso al utilizarlo.

El conocimiento que no se comparte, pierde por completo su valor

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Únete a la comunidad más grande marketing en español del mundo. Más de 150 mercadólogos inscritos.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados

Dark Kitchens: una tendencia que se queda

La pandemia trajo a México algunas opciones de negocio que de otra manera hubieran tomado algo más de tiempo desarrollarse. En los dos años que nos enclaustramos, las entregas a domicilio se dispararon. Empresas de diversos tipos tuvieron que adaptarse para ofrecer este servicio. A empresas como Amazon y Mercado Libre, que ya lo practicaban, se sumaron supermercados como Walmart o Soriana, al igual que aplicaciones específicas como Cornershop, Calli, Jüsto y JOKR, aunque en algunos casos su cobertura es limitada aún.