Luego de la compleja situación que las tiendas departamentales y demás jugadores del retail vivieron en México y otras partes del mundo, Grupo Famsa decidió declararse en bancarrota con la intención de reestructurar su deuda.

Esta decisión llega luego de que la firma indicará en su último reporte financiero avances importantes en términos del flujo de operación consolidad; no obstante, parece que esto no alcanzará a la firma para salir de sus obligaciones financieras.

Los números de Famsa

Famsa destacó en su reporte correspondiente a los tres primeros meses del año que aunque reportó una caída de 4.9 por ciento en ventas (mismas que alcanzaron un valor de 4 mil 573 millones de pesos), consiguió un avance del 14.1 por ciento en el flujo de operación consolidado (UAFRIDA) en comparación con el mismo periodo del año anterior.

El avance que no es menor considerando las condiciones del mercado fue resultado de una reducción del 10.7 por ciento en el costo de ventas así como un 2.8 por ciento en los alto de operación. Ambos factores permitieron a la compañía a alcanzar un flujo calculado en 703 millones de pesos.

“El apuntalamiento del UAFIRDA consolidado deriva principalmente a una mayor participación de préstamos personales en la mezcla de ingresos y a eficiencias operativas generadas en México a lo largo del trimestre”, destacó la compañía en su comunicado.

Ajustar la operación fue el gran acierto de la firma. Un menor desplazamiento de bienes de consumo, así como una originación limitada de préstamos personales (en pro de conservar la calidad del activo), limitaron las ventas netas del trimestre, registrando una caída de 5.2 por ciento anual, sumando 4 mil 184 millones, pero se tradujeron en ahorros y retención de capital que garantiza la liquidez de la empresa.

“En los siguientes periodos privilegiaremos la liquidez de la Compañía, apoyándonos en la experiencia adquirida de los retos que hemos enfrentado en nuestros 50 años de historia, donde hemos hecho frente a coyunturas retadoras como la actual”, señaló Humberto Garza Valdez, Director General de Grupo Famsa a finales de abril pasado.

Declaración de bancarrota

Aún con estas cifras, Grupo Famsa informó mediante un comunicado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) que presentó una solicitud voluntaria bajo el el Capítulo 11 del Código de Bancarrota de Estados Unidos, ante el Tribunal de Bancarrota de para el distrito Sur de Nueva York, con la intención de obtener una autorización para su plan de reestructuración de deuda.

En el mencionado comunicado, la firma destacó que “Grupo Famsa tiene la intención de buscar la aprobación expedita del plan con acuerdo previo de reestructura bajo el Capítulo 11 tan pronto como sea posible. Grupo Famsa continuará operando en el curso ordinario de sus negocios sin interrupción alguna a sus operaciones y las valiosas relaciones que la compañía sostiene con sus clientes, proveedores y acreedores”.

Con esto, se espera que Famsa mantenga sus operaciones sy obligaciones tanto con clientes, proveedores y acreedores.

Las complicaciones del sector retail

La decisión tomada por Famsa se suma a otros tantos movimientos similares que han tenido que apegarse a las protecciones del gobierno para salir de la crisis.

Y es que la situación para el sector retail no es nada sencilla. De hecho, la pandemia vino a agravar una crisis ya visible para el sector.

En lo que concierne a esta nueva crisis sanitaria, se espera que el impacto del coronavirus será mayúsculo para el sector retail. Cuando menos así lo expone un reciente reporte de GlobalData, el cual revela que el gasto global en la industria minorista caiga un 3 por ciento durante 2020, equivalente a aproximadamente 549 mil millones de dólares.

En ese sentido, vale la pena citar datos del US Census Bureau, los cuales advierten que la categoría con la caída más fuerte en ventas ha sido la de ropa y accesorios, con una contracción de ventas de 78.8 por ciento; seguida de electrónicos, que ha tenido una contracción en ventas de 60 por ciento; mientras que la categoría de muebles y accesorios para el hogar ha visto una contracción de 58 por ciento.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299