Facebook tiene un problema y todo es culpa de la Generación Z

generación Y y Z-Facebook
Foto: Bigstock
  • Facebook tiene más de 2 mil 320 millones de usuarios a nivel global

  • Y reporta ingresos publicitarios por más de 55 mil mdd

  • Sin embargo, las generaciones más jóvenes no están interesadas y eso traerá problemas

Sin duda un dato que preocupará a más de un anunciante, luego de la euforia por los millennial, el siguiente gran objetivo de las marcas son los jóvenes de la generación Z y Facebook aún no sabe cómo conquistarla.

Ya desde hace varios meses se ha estado advirtiendo que la población de menor rango de edad -pero atractiva mercadológicamnete hablando- pierde interés en la red social.

Atención marcas, esto no quiere ese consumidor

Una reciente investigación del Pew Research Center revela que el uso de Facebook por parte de adolescentes ha bajado un 20 por ciento en los últimos tres años, y parece que eso no cambiará.

Y, es que otro reporte, este elaborado por Piper Jaffray, apenas un 6 por ciento de las personas que pertenecen a la generación Z ven a esta red social como su favorita; un cambio drástico considerando que hace seis meses era referida por el 22 por ciento.

Más aún, cuando se les preguntó sobre qué red social prefieren para que las marcas se comuniquen con ellos sobre nuevos productos, el 70 por ciento refirió a Instagram y otro 50 por ciento a Snapchat.

Este debería ser un foco de alerta para la compañía liderada por Mark Zuckerberg, pues desde hace meses se viene advirtiendo esta tendencia.

A principios de 2018, eMarketer advirtió que Facebook perdería 2,1 millones de usuarios menores de 25 años en Estados Unidos, cantidad similar a la que la dejaron en 2017, cundo salieron unos 2,8 millones de usuarios.

El reporte señalaba que los adolescentes se estaban inclinando más por apps sociales más lúdicas como Snapchat e Instagram.

Al respecto, un analista de la firma de investigación de mercados, citado por The Guardian, explicó que muchos se debe a que Facebook muchos años fue lo “in”, pero hoy, para generaciones más jóvenes dejó de ser “cool”, que se ha llenado de adultos.

3 razones por las que Facebook no se desespera

Si esto está sucediendo, ¿por qué pareciera que Facebook no está preocupada?, bueno, existen algunas razones que podrían explicar la impresión que da la compañía hacia el exterior.

Primero, por que es la red social de mayor penetración en la población mundial, cuenta con más de 2 mil 320 millones de usuarios a nivel global y, pese a todo, sigue dominando el tiempo de la gente.

Una investigación reciente de SensorTower revela que Whatsapp, Facebook Messenger e Instagram son las apps que acaparan la atención de los usuarios; todas pertenecen a la de Menlo Park.

Segundo, el mismo reporte de Piper Jaffray refiere que Instagram se está convirtiendo en un canal para que las marcas conecten de manera efectiva con los consumidores; además que esta ofreciendo funciones y herramientas que incluso estimulan la compra desde la misma plataforma, Shoppable e Stories son un ejemplo.

Y, tercero, que no deja de ser la dominante. Pese a que ha perdido usuarios de la generación Z los últimos años, de la base que conserva (y es mucha) no deja de usarla diariamente, al menos no en Estados Unidos.

Una encuesta realizada por Pew Research refiere que así lo respondió el 69 porcino de los consultados, sólo YouTube está por arriba con un 73 por ciento de personas que dicen usarla diariamente.

Tal vez por ello sigue siendo la segunda plataforma digital que más ingresos percibe por publicidad; el año pasado reportó más de 55 mil millones de dólares.

No obstante, y a manera de conclusión, Facebook no debería (y seguramente así es) obviar el hecho de que la población joven no está interesada en su red social.

Actualmente, cerca del 65 por ciento de sus usuarios tienen menos de 34 años, de acuerdo contados publicados en Statista, pero si continúa perdiendo usuarios de la generación Z (o no sumando) con el tiempo su audiencia se volverá más adulta y, por tanto, tendrá un reflejo en el interés de los anunciantes.