• Facebook planea unificar la infraestructura de WhatsApp, Instagram y Facebook Messenger.

  • Se espera que esta propuesta se vea materializada a finales de este año o, bien, a principios de 2020.

  • De acuerdo con cifras de eMarketer desde 2015 y hasta 2020, las apps han incrementado los ingresos por sus usuarios.

Aún con la crisis de imagen que sufrió durante el año pasado, el imperio que se ha levantado alrededor de Facebook es innegable y ahora, la empresa propiedad de Mark Zuckerberg busca un nuevo camino para hacer crecer su dominio.

Un informe publicado este viernes por The New York Time indica que Zuckerberg planea unificar la infraestructura de sus servicios de mensajería instantánea incorporando el cifrado de extremo a extremo a esas aplicaciones.

Esto quiere decir que WhatsApp, Instagram y Facebook Messenger podrían compartir una misma plataforma que permita a los usuarios conectarse entre sí, sin la necesidad de que tengan el mismo servicio instalado.

En otras palabras, un usuario que sólo tiene Instagram podría conversar con aquel que sólo utiliza WhatsApp o Facebook Messenger, aún sin tener un perfil en estas plataformas.

Aún con estos cambios, el grupo tecnológico señaló, de acuerdo con la publicación, que las tres aplicaciones continuarán como servicios independientes.

El proceso de unificación se encuentra en una fase inicial y se espera que esta propuesta se vea materializada a finales de este año o, bien, a principios de 2020.

¿Por qué apostar por la unificación?

A decir de The New York Times, el propietario de Facebook explicó a sus empleados que el movimiento responde a la búsqueda de una oportunidad para ganar más usuarios, lograr que estos pasen más tiempo en las propiedades de la firma y, en un segundo momento, mejorar el potencial de comercialización de los servicios.

Si bien es cierto que no se dieron detalles sobre la forma en la que se espera monetizar el cambio propuesto, la realidad es que es fácil identificar el camino a seguir: Data cruzada.

Desde abril de 2016 varios estudios de investigación apuntaban un cambio en el uso de los consumidores en internet. El crecimiento de redes sociales comenzaba a perder tracción frente a los chats. Según la revista The Economist 2.5 mil millones de usuarios tienen una aplicación de chat instalada en su teléfono y el medio estima que la suma llegará a 3.6 mil millones antes del 2020. La cifra parecería inocente a primera vista, pero representa poco más del 59 por ciento de la población mundial. De hecho, desde Business Insider el número de usuarios activos al mes en chats rebasa los 3 mil millones, cifra 20 por ciento superior a lo registrado en redes sociales.

Para empresas como Facebook -quien domina al menos dos de las apps de mensajería más utilizadas a nivel mundial- estos supone una gran cantidad de data que puede ser capitalizable en herramientas de marketing y publicidad capaces de entregar mayores detalles sobre las audiencias para mejorar la segmentación de cada mensaje.

Esto abriría la puerta no sólo a la oportunidad de generar acciones publicitarias cruzadas, sino también a un espacio en el que las marcas hasta el momento, no habían podido acceder.